Adquisición

Sacyr abona a la SEPI los 1.621 millones por la compra de ENA

El consorcio liderado por Sacyr-Vallehermoso ha formalizado hoy el pago a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) de los 1.621,28 millones de euros que le ha costado hacerse con la Empresa Nacional de Autopistas (ENA).

Concretamente, hoy se han ingresado en las cuentas de la SEPI los 1.225,1 millones de euros que faltaban por pagar, según ha explicado durante la firma de la compraventa el presidente de la sociedad estatal, Ignacio Ruiz-Jarabo, quien ha apuntado que ENA queda en unas "magníficas manos", porque, incluso durante las últimas semanas, el consorcio "ha demostrado una auténtica capacidad de gestión y de resolución de problemas".

Necesidad de un crédito

SACYR 2,09 1,95%

Para poder hacer frente a la operación, la empresa ha firmado un préstamo de 1.300 millones de euros asegurado por el Santander Central Hispano y Ahorro Corporación, que acordó suscribir para hacer frente a la adquisición de la red de autopistas públicas. La sociedad informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que la consecución de este préstamo no elevaría el endeudamiento "ni de ENA ni de sus sociedades filiales".

En esta ocasión la empresa señaló que el servicio de la deuda derivada de dichos préstamos se atenderá con los dividendos que ENA acuerde distribuir y con las aportaciones que realicen Sacyr Vallehermoso y el resto de socios que componen el consorcio adjudicatario, por lo que garantizó que la capacidad financiera del ''holding'' de autopistas "permanecerá intacta".

Retirada de califación de Standard & Poors

Por otro lado, Ruiz-Jarabo se ha referido hoy al hecho de que Standard & Poors retirara ayer el rating que tenía asignado a sus emisiones de deuda. La decisión fue motivada por la negativa del consorcio de facilitarles los documentos sobre el préstamo sindicado de 1.600 millones negociado con cuarenta entidades para financiar la compra. El vicepresidente de la constructora, Luis del Rivero, ha asegurado al respecto que la misión de la agencia es opinar sobre ENA y no sobre las operaciones financieras de sus accionistas, y añadió que mañana se le enviará la información reclamada.

El precio final de la operación es resultado de la suma de la oferta del consorcio ganador (1.586,33 millones de euros) y 35,3 millones adicionales por el incremento de los fondos propios de la concesionaria entre enero y septiembre. El consorcio está formado por Sacyr-Vallehermoso (con el 50%), el Grupo Santander (20%), Caixanova (10%), Caixa Galicia (10%), Torreal (5%) y el Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Huelva y Sevilla (5%). Tras la operación, la deuda de Sacyr Vallehermoso será de 5.240 millones de euros, de los que 4.526 millones están relacionados con activos (que en total tienen un valor de más de 9.000 millones).