Transporte

El beneficio de Iberia cae un 38% por la guerra de precios

La compañía de bandera está capeando el temporal de la crisis económica y de la competencia de las aerolíneas de bajos costes y tarifas mínimas. Sin embargo, el año 2003 será bastante peor que 2002. El beneficio neto de Iberia sufrió un severo desplome hasta septiembre al caer el 37,9%. Pasó de 175,15 millones el año pasado a 108,7 millones en el mismo periodo de 2003.

Esta tendencia negativa se ve reforzada por la contracción de la cifra de negocios que también cayó un 3,2%. La facturación se situó en 3.443 millones durante los nueve primeros meses del ejercicio, frente a los 3.557,9 millones de euros del mismo periodo del año anterior.

Los beneficios de explotación han sufrido igualmente una tendencia a la baja al situarse en 135 millones, con un descenso del 42%, frente a los 232,7 millones de los tres primeros trimestres de 2002. Los ingresos por pasajeros siguen también la misma tendencia, con una caída del 6,2%, igual que la carga, con el 4,5%. Las buenas noticias sólo se producen por un crecimiento de los ingresos en servicios aeroportuarios de facturación y rampa, que aumentan el 16,6%; el mantenimiento, con un 22% más, y el resto de los negocios, con un alza del 11%.

Las compañías de bandera española y francesa, únicas en números negros

Esta cascada de noticias negativas repercutió en la cotización de Iberia en Bolsa. La compañía sufrió ayer la mayor caída del Ibex 35 con un 1,04%. Los títulos de Iberia terminaron la sesión en el precio inferior del día, 1,91 euros, después de haber perdido dos céntimos durante la jornada.

Fuentes de Iberia resaltaron los aspectos positivos de los resultados ofrecidos por la compañía. Señalaron que la empresa española sigue siendo una excepción, junto con Air France, entre las aerolíneas, ya que han llegado al mes de septiembre pudiendo mostrar números negros.

Recordaron que al mes de junio la alemana Lufhansa había perdido 392 millones; KLM, 501; Air France, 94; SAS, 167; Alitalia, 351 millones, y British Airways, 291 millones. Iberia, por el contrario, hasta junio ganó 29 millones. Las mismas fuentes explican que alguna de estas empresas ha anunciado beneficios durante los tres meses de verano, pero en ningún caso compensarán los número rojos del primer semestre. Durante los nueve primeros meses del año la oferta de capacidad de todo el grupo Iberia se redujo 0,7%. El factor de ocupación, por el contrario, aumentó 1,7%, hasta situarse en el 75,3%.

La evolución del mercado aéreo es vista con optimismo por la compañía española, que ha previsto un incremento del 8% en su capacidad, es decir, en asientos por kilómetro ofertado. Este crecimiento de la oferta no será uniforme y subirá un 3,4% en el negocio doméstico, un 10,1% en Europa y un 9,2% en los destinos entre el Viejo Continente y América.

La caja sigue creciendo ante los retos del sector

La caja de Iberia sigue creciendo. Aunque a un ritmo menor que en otros trimestres, la liquidez de la aerolínea española alcanzó los 1.170 millones a finales de septiembre. El grueso de estos fondos está invertido en activos financieros.

Con este colchón, Iberia pretende hacer frente a los retos del sector, tanto a un repentino retroceso en la recuperación de la demanda, o al eventual proceso de consolidación pendiente en Europa. La fusión de Air France y KLM ha disparado las expectativas de que otros operadores europeos sigan un camino similar e Iberia sostiene que puede jugar un papel en ese proceso. De forma paralela al crecimiento de la caja, el endeudamiento neto ha pasado de 340 millones en 1999 a 707 millones positivos en 2002.

La demanda sufre una fuerte contracción

Las causas del deterioro en las cuentas de Iberia a septiembre fueron atribuidas por la empresa a la significativa reducción que ha sufrido la oferta. El mercado aéreo, hasta septiembre, estuvo fuertemente condicionado por la retracción de la demanda ante el impacto de la crisis económica mundial y por los problemas causados por las limitaciones al tráfico de la guerra de Irak. La compañía de bandera ha querido acotar la influencia del fuerte crecimiento en el mercado español de las compañías de bajos costes, que ya han conseguido una cuota total del pastel aéreo del 21,3%, y ha pasado de tres a seis millones de pasajeros transportados en sólo 12 meses. Iberia considera que los tráficos más perjudicados por los vuelos baratos son los de las empresas de chárter.

400 millones de reducción de costes

1 Los costes de Iberia deben reducirse entre 350 y 400 millones de euros en el horizonte de 2005 a través de una batería de medidas que se especifican en el plan estratégico.

2 La mayor reducción procederá de los gastos de distribución, partida en la que la compañía prevé ahorrar entre 100 y 110 millones en 2005. Este ahorro se concretará tras la reducción de las comisiones pactadas recientemente con las agencias de viaje. Actualmente están en un promedio del 6,5% por billete vendido, bajarán gradualmente durante 18 meses hasta un 1% a mediados de 2005.

3 La empresa prevé ahorrar entre 65 y 75 millones aumentando la productividad de su plantilla, tanto en personal de tierra como en el personal de vuelo. Esta rebaja está actualmente en fase de negociación con los sindicatos, que están manifestando una 'actitud de alto entendimiento' durante las negociaciones.

4 La reducción del número de tripulantes de cabina por vuelo y la reorganización de sus oficinas regionales, incluyendo el cierre de las no rentables, es uno de los puntos fuertes del plan de ajuste. El programa se aplicará a través del expediente de regulación de empleo (ERE) actualmente en vigor que concluye en diciembre de 2004. Afectará a una cifra entre 1.500 y 2.000 empleados. El ajuste se compensará parcialmente con la contratación de nuevo personal de menor coste salarial.

5 La aerolínea ahorrará entre 40 y 50 millones por el nuevo modelo de servicio a bordo, cuya primera fase se implantó el pasado mes de julio y que se espera se profundice en 2004 en la clase turista de los vuelos de corto y medio recorrido con el fin de competir con las aerolíneas de bajo coste.

6 La externalización de actividades es otra fuente de rebaja de costes por un importe estimado de 120 millones. Destacan los acuerdos ya firmados en el área de formación de pilotos y la búsqueda de un proveedor global de catering, que contempla la venta del 70% de Iberswiss.