Resultados

Iberia ganó un 38% menos hasta septiembre por la disminución de la oferta de vuelos

El Grupo Iberia registró en los primeros nueve meses del año un beneficio neto un 37,9% inferior al de igual periodo de 2002, al pasar de los 175,15 millones a 108,7 millones, según ha informado hoy la empresa. El beneficio de explotación se situó en 135 millones, un 42% menos, que la aerolínea achaca a su adecuación de la oferta a la demanda, frenada por la crisis económica mundial, la neumonía atípica y la Guerra de Irak.

Pese a las circunstancias adversas de este año, especialmente en la primera mitad, los ingresos "sólo disminuyeron" un 3,2%, explica la compañía, alcanzando los 3.443 millones. Los ingresos por pasajeros bajaron también en un 6,2%, lo mismo que por carga, que sufrieron una caída de un 4,5%, pero estos descensos se han visto compensados en parte, según la compañía, por los mayores ingresos en handling (16,6%), mantenimiento (22,0) y otras áreas (11,7%).

Contención de costes

La aplicación del programa de contención de costes de la compañía ha reducido los gastos un 0,5%, y ésta prevé para el último trimestre del ejercicio un mejor comportamiento de los ingresos en relación con los trimestres anteriores, "mientras que los gastos continuarán reduciéndose como consecuencia de la aplicación de las medidas del Plan Director", asegura.

A lo largo de estos nueve meses, la capacidad se redujo en un 0,7%, mientras que el factor de ocupación aumentó 1,7 puntos porcentuales, hasta el 75,3%. Asimismo, se pretende cambiar el servicio que se ofrece a bordo de los aviones, con una primera fase iniciada en julio, donde se ha limitado el servicio que se ofrece a la clase turista, y aumentado el que recibe la clase business, y que será más recortado para los primeros a lo largo del 2004.

Con todo esto, espera zanjar el ejercicio con un margen de beneficio de explotación antes de amortizaciones y alquiler de flota superior al 14%, y unos resultados de actividades ordinarias en torno a 150 millones.