Opa

Total seguirá en el capital del SCH pese a la guerra por Cepsa

El mal momento en las relaciones entre Total y SCH, tras la oferta pública de adquisición (OPA), lanzada por la entidad bancaria sobre un 16% de la petrolera española, no ha supuesto, por el momento, la salida de Total del capital del SCH. La compañía francesa ha reconocido a este diario que no tiene intención de cambiar la situación actual y que el porcentaje que mantiene en el banco 'no es importante'.

En el informe anual presentado a la comisión de valores estadounidense, referido al ejercicio 2002, Total cifra la participación en el banco español en 93 millones, valorados por el coste de adquisición. Según este mismo informe, en 2001 el valor contable de la participación era de 50 millones por el efecto de una provisión, pero no ha significado ningún incremento de la presencia de la entidad francesa en el accionariado del banco.

El porcentaje del capital del SCH que representa esta cantidad es, en cualquier caso, reducido, tal y como ha reconocido la petrolera gala. Esta participación procede de las acciones que Elf, previamente a su fusión con Totalfina en julio de 1999, mantenía en el BCH. La petrolera llegó a contar entonces con el 2% de la entidad, pero tras la fusión bancaria de enero de 1999 del Santander y BCH, el porcentaje quedó reducido al 0,75%. Las sucesivas ampliaciones de capital llevadas a cabo por la entidad española han diluido la participación hasta quedar por debajo del 0,5%.

SANTANDER 2,81 -0,11%

El SCH lanzó el pasado 26 de septiembre una opa sobre el 16% de Cepsa, lo que abrió una batalla con su hasta entonces socio Total por el control de la petrolera española. SCH y Total mantenían desde hace más de una década un acuerdo para representar los intereses de ambos grupos en Cepsa, por el cual agruparon sus participaciones en la sociedad de cartera Somaen-dos. Hace dos semanas, el grupo francés accedió a liquidar esta sociedad, lo que supuso la ruptura definitiva de la relación. La opa ha recibido el visto bueno de la CNMV y los accionistas de Cepsa tienen hasta el 24 de noviembre para la aceptación.