Alta Velocidad

Renfe hace el mayor pedido de trenes AVE de su historia

Renfe no quiere perder el tren cuando se abran las nuevas líneas de alta velocidad en construcción, tal y como ha ocurrido con el Madrid-Lleida, donde ha tenido que colocar unidades usadas del Madrid-Sevilla.

La empresa pública ha planificado ahora un calendario más holgado que en el anterior concurso, precisamente para no sentir esa presión por la falta de trenes de alta velocidad.

El resultado es un concurso en bloque con el que pretende adquirir hasta 80 trenes para las cuatro nuevas líneas AVE en construcción y que también reforzarán el actual parque de trenes de la línea que va hacía Andalucía, al límite de la saturación tras prestar dos unidades a la de Lleida.

La empresa estatal ultima la compra de 59 locomotoras de alta velocidad y doble ancho de vía

Las cuatro nuevas líneas alta velocidad en construcción son: Lleida-Barcelona, Córdoba-Málaga y su posterior conexión hasta Cádiz y Huelva, Madrid-Segovia-Valladolid y La Sagra Toledo. Estas nuevas infraestructuras que construye el Gestor de Infraestructura Ferroviaria (GIF) comenzarán a funcionar 'a partir de 2007', según los pliegos de las tres licitaciones de material conocidas ayer.

Los retrasos del proyecto Madrid-Lleida-Barcelona es-tán en el punto de mira. Por eso Renfe deja claro en los pliegos que los fabricantes deberán indicar 'inexcusablemente el calendario de entrega en el que se comprometen a cumplimentar el suministro perfectamente ultimado y en condiciones de servicio comercial'.

Tres concursos

El primero de los tres contratos consiste en la compra de entre 32 y 40 trenes AVE y de altas prestaciones. æpermil;stos deberán contar con capacidad para circular a una velocidad máxima de 300 kilómetros a la hora. Su importe no podrá sobrepasar los 825 millones.

Renfe destinará estos trenes a cubrir las relaciones troncales por las líneas de alta velocidad en construcción.

El segundo concurso se destina a la adquisición de entre 20 y 30 trenes regionales AVE, con una velocidad máxima de 250 kilómetros por hora. Su precio máximo será 285 millones. Con este material, la compañía realizará servicios de transporte regional y lanzadera entre las distintas ciudades de Cataluña. También cubrirá otras relaciones de distancia media como Guadalajara-Madrid-Toledo, Calatayud-Zaragoza-Huesca o Madrid-Valladolid.

El tercero de los concursos abiertos plantea la compra de entre 8 y 10 trenes con 'rodadura desplazable' (permite el cambio entre el ancho de vía de Renfe y el internacional). El importe de este concurso será de 73 millones de euros. Este pedido de material capaz de circular a 250 kilómetros por hora, se destinará a prestar el servicio nocturno de tren hotel entre Cataluña y Andalucía, Galicia y Asturias, y entre País Vasco y Andalucía'.

El último pedido se produjo en 2001. Un total de 64 trenes para explotar el AVE a Barcelona, actualmente en construcción. El montante fue de 1.085 millones.

Detalles del macrocontrato

Agotar la capacidad de endeudamiento

Renfe y el ministro Francisco Álvarez-Cascos coincidieron ayer en afirmar que la intención de la operadora ferroviaria es financiar los nuevos trenes con cargo a deuda. La voluntad de agotar la capacidad de endeudamiento se mantendrá hasta que puedan instrumentarse otros sistemas de pago, una vez que se haya implantado el nuevo modelo ferroviario.

Acuerdo de mantenimiento

Todos los contratos que se suscriban como consecuencia de la adjudicación de los concursos convocados ayer incluirán la fabricación y posterior mantenimiento del material. Como en anteriores ocasiones, Renfe se reserva el derecho a participar en esta actividad. Otro aspecto que se valorará en la licitación es la fabricación en España de los nuevos trenes.

Aplicar el Plan de Infraestructuras

Los tres nuevos concursos se suman a los otros cinco que Renfe ha convocado desde el 2001 en el marco del llamado Plan de Infraestructura del Transporte con vigencia entre los años 2000 y 2007. Este programa tiene como objetivo crear una moderna red ferroviaria de más de 7.000 kilómetros con prestaciones de velocidad por encima de los 220 kilómetros por hora.

Material que usará el primer operador

Aunque las compras lanzadas ayer se realizan por la Renfe tradicional, que tiene más de 60 años de vida, los trenes que se adquieran serán utilizados por una operadora de servicios más pequeña, que además no tendrá ninguna responsabilidad en el mantenimiento de las líneas férreas. Esta empresa, llamada Renfe Operadora, deberá pagar un canon por el uso de las vías.

las cifras

144 Son los trenes AVE comprados o en concurso desde 2001.

2.260 millones de euros es el coste total de ese nuevo parque de trenes. No incluye las 59 locomotoras con cambio de ancho en proceso de adquisición.

1.300 millones es la deuda con que nace Renfe Operadora, la empresa que explotará y pagará estos trenes.