Gescartera

La Audiencia rebaja a la mitad la fianza de Camacho para facilitar su salida de prisión

La juez de la Audiencia Nacional Teresa Palacios, que instruye el caso Gescartera, ha decidido rebajar de 3 a 1,5 millones de euros la fianza impuesta al propietario de la agencia de valores, Antonio Camacho, para que pueda salir de prisión.

Fuentes jurídicas consultadas por EFE explicaron que Palacios ha tomado esta decisión después de recibir un informe de la Fiscalía Anticorrupción en el que accedía a la rebaja de la fianza solicitada por la defensa de Camacho, quien se encuentra en prisión preventiva desde julio de 2001.

Actualmente, sólo Camacho permanece en prisión por el caso Gescartera, una vez que la presidenta de la agencia de valores, Pilar Giménez-Reyna, el asesor fiscal Julio Rodríguez Gil y el comercial Anibal Sardón fueron puestos en libertad provisional.

El letrado de Camacho recurrió esta decisión y pidió que se le disminuyera considerablemente la fianza de 3 millones que se le impuso para poder salir de la cárcel, alegando que su defendido sólo podría hacer frente a un pago de 240.000 euros con un par de inmuebles que pertenecen a la familia del propietario de Gescartera.

Por tanto, si la situación continúa igual el principal acusado por el fraude de la agencia de valores no podrá salir de prisión de forma inmediata. Camacho pidió la rebaja de la fianza con el argumento adicional de que los informes periciales han demostrado que Camacho no se apropió del dinero de los clientes de Gescartera sino que, al contrario, perdió también parte de sus ahorros.

En su alegación, insistió en que no posee dinero en cuentas fuera de España y que no tiene intención de fugarse, debido a su arraigo familiar y a que con los más de dos pasados en prisión preventiva ya habría cumplido la mitad de la pena que le puede imponer por apropiación indebida, el delito que habría cometido según las acusaciones.

Sin embargo, las acusaciones consultadas por EFE aseguraron hoy que recurrirán con toda probabilidad la rebaja de la fianza impuesta a Camacho y explicaron que, a su juicio, es muy elevado el riesgo de fuga teniendo en cuenta que puede tener parte del dinero de los clientes en el extranjero, lo que le facilitaría la fuga.