Alta velocidad

Aparece una brecha de tres metros de ancho bajo las vías del AVE Madrid-Lleida

Una brecha de tres metros de ancho y dos de profundidad se ha abierto en un terraplén artificial sobre el que transcurren las vías, según publica en su edición de hoy El Periódico de Calatuña. La cárcava (como se llama técnicamente el fenómeno) se encuentra a 12 kilómetros de Zaragoza, entre las localidades de El Burgo de Ebro y Fuentes de Ebro.

Según El Periódico, la brecha recorre verticalmente los 12 metros de altura del terraplén y va desde la base del suelo hasta la misma superficie de apoyo de las vías. A pesar de ello, el servicio se sigue prestando con normalidad y no se ha acordado ninguna limitación de velocidad especial para este tramo.

El ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, ha asegurado que se trata de un "deterioro sin importancia" y considera "normal" que las lluvias produzcan movimientos superficiales antes de que se consolide y compacte el terreno.

Por su parte, el presidente de los Geólogos de Aragón, Joaquín Lahoz, ha señalado al diario que la brecha ¢no revista especial gravedad en estos momentos¢, pero pide al Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF) que la arregle de inmediato.

Drenaje insuficiente

Lahoz ha precisado que la grieta tiene su origen en una arqueta, que debía recoger el agua de lluvia, pero cuyo drenaje debía estar mal diseñado. Según el presidente del Colegio de Geólogos, la grieta no tiene nada que ver con las dolinas, sino que se debe a "un drenaje insuficiente o defectuoso y a la ausencia de una adecuada salida de aguas de la arqueta, que recoge numerosos cables".

En esta misma explicación ha coincidido hoy el GIF, que ha asegurado que a lo largo de la jornada de hoy "quedará subsanado el problema". Los responsables de la obra aseguran que la brecha no afecta a la seguridad de la vía.

"Volverán a aparecer"

Fuentes del Gobierno de Aragón han mostrado a la agencia Servimedia su convicción de que la apertura de grietas o socavones volverán a producirse en el futuro dada la composición del terreno. "No es sorprendente que pasen estas cosas conociendo el tipo de suelo que es; desde fuera puede parecer otra cosa, pero aquí se han acometido obras de menor envergadura donde ha sucedido lo mismo(...); al suelo le da igual que pase el AVE o el Canal de la Mancha", señalan estas fuentes.

La sucesión de noticias sobre la apertura de socavones en las proximidades de la vía del AVE fue uno de los motivos para los cinco aplazamientos en su puesta en marcha. El Gobierno ha descartado en numerosas ocasiones revisar las instalaciones a la salida de Zaragoza, sobre las que los estudios del GIF y las afirmaciones del Colegio de Geólogos aragoneses se contradicen.