Economía familiar

La riqueza financiera de las familias crece por primera vez desde 1999

El endeudamiento de los hogares españoles alcanzó los 483.894 millones de euros en el segundo trimestre de 2003, lo que supone un incremento del 13,7% en relación al mismo periodo del año anterior, según datos del Banco de España a los que tuvo acceso Europa Press. No obstante, la riqueza financiera neta de las familias aumentó en este periodo por primera vez desde 1999, debido fundamentalmente a la recuperación de los activos en acciones y participaciones en fondos de inversión.

El aumento del endeudamiento familiar, que vuelve a alcanzar máximos históricos, se debe, en gran parte, a la bajada de tipos de interés y a la subida del precio de la vivienda, así como al crecimiento de la renta disponible.

En el segundo trimestre, la deuda financiera de las familias creció, sobre todo, por el aumento de los préstamos a largo plazo (un 15,5% más que en el mismo periodo de 2002), que se situaron en 379.591 millones de euros.

Los préstamos a corto plazo aumentaron un 12,1%, hasta los 26.287 millones de euros, mientras que los créditos comerciales y anticipos sumaron 58.308 millones (un 8,2% más que en 2002) y el resto de cuentas pendientes de pago llegó a 19.708 millones (un 0,3% más).

Los activos financieros de las familias españolas aumentaron un 7,1% en el segundo trimestre de 2003 respecto al mismo periodo del año anterior, situándose en 1.210.050 millones de euros.

Esta variación de los activos, que contrasta con la caída del 6,8% del trimestre anterior, se debió al incremento registrado en acciones y participaciones en fondos de inversión, que se situaron en 461.477 millones de euros (un 7,3% más que en el segundo trimestre del año 2002).

Tanto el dinero en efectivo y depósitos en manos de las familias como las reservas técnicas de seguro (seguros de vida y para siniestros, y fondos de pensiones) aumentaron un 5,8% y 11,5%, alcanzando los 492.971 millones y 183.285 millones, respectivamente.