Conferencia

Los analistas, inmunes a la conferencia anual de Telefónica

Han sido siete conferencias, 11 horas de explicaciones -casi 15, si se tienen en cuenta comidas y cenas- y 187 folios en las presentaciones, pero el resultado práctico es un tres. æpermil;ste es el número de mejoras de recomendación que ha conseguido Telefónica de las casas de Bolsa después de la conferencia anual con analistas de todo el mundo, que reunió a 400 expertos durante dos días en Madrid.

Es indudable que la reunión generó expectación y que produjo ingentes cantidades de papel. Han sido al menos 30 los informes redactados desde que el presidente de Telefónica, César Alierta, puso el broche final. Todos ellos comentan los grandes hitos del encuentro, lo agresivo de las previsiones financieras a medio plazo y la recompra de acciones por valor de 4.000 millones de euros. Muy pocos, sin embargo, han cambiado de parecer tras las intensas sesiones.

Nadie empeora su juicio

TELEFÓNICA 4,16 0,39%

De los 30 informes, sólo tres incluyen una mejora de recomendación. La buena noticia es que nadie ha empeorado su opinión y la mala es que una de las tres recomendaciones previas al cambio ya era buena. BPI aconseja ahora a sus clientes comprar acciones de Telefónica; claro que antes les decía que acumulasen títulos. Más relevancia tienen los otros dos cambios de parecer. Julius Baer les dice a sus clientes que compren telefónicas, cuando hace unos días se mantenía neutral. El Landesbank, mientras, considera que la evolución bursátil será ahora superior al mercado.

Más receptivos han sido los bancos a la hora de elevar el precio objetivo que dan a Telefónica. Aunque todas ellas se mantienen firmes en sus recomendaciones, cuatro sociedades de valores -Morgan Stanley, Commerzbank, UBS y Exane- consideran que Telefónica tiene ahora más potencial que antes de la reunión.

La conferencia con analistas ha logrado, al menos, que no haya ninguna rebaja de recomendación. Pero eso no quiere decir que no haya opiniones encontradas, que se plasman con sólo hacer un repaso a los títulos de los informes. 'Buen sabor de boca', destaca BI Capital, en la misma línea que 'la reunión de inversores en Madrid confirma un sólido momento' de Oddo Equities. En el frente contrario, el BBVA, cuyo título lo dice todo: 'Gran solidez, poco atractivo', al igual que el encabezado de UBS: 'Más no es siempre suficiente'. A medio camino se queda ING: 'La recompra de acciones no es suficiente para una mejora de recomendación'.

Los inversores quieren pruebas que confirmen las previsiones

La gran mayoría de los analistas se ha mostrado muy impresionada con las previsiones de Telefónica hasta 2006. La firma prevé que sus ingresos crezcan a una tasa anual entre el 7% y el 10% hasta 2006 y que el Ebitda lo haga entre el 9% y el 12%.

El problema es que varios analistas se muestran escépticos con estas estimaciones. 'Desde nuestro punto de vista, los objetivos para el mercado doméstico suponen un desafío y consideramos difícil justificar un cambio en nuestras previsiones hasta que veamos pruebas sólidas que respalden unas nuevas proyecciones', explica Merrill Lynch.

Más radical incluso es el HSBC: 'Las previsiones son demasiado optimistas, así que esperamos que las vuelvan a incumplir'.