Acuerdos

Repsol y La Caixa consideran válido su pacto en Gas Natural

En Repsol y la Caixa se muestran convencidos de que los acuerdos que mantienen en Gas Natural, que se remontan a la creación de esta compañía a comienzos de los años noventa y que se han modificado en varias ocasiones, son conforme a la Ley de Transparencia, en vigor desde julio.

Tras el revuelo provocado por el SCH, que ha dado por rotos unilateralmente sus pactos con Total en Cepsa apelando, precisamente, a esta norma, el equipo jurídico de Repsol ha trabajado a fondo para averiguar si con la ley en la mano sus acuerdos se pueden considerar ineficaces. 'Creemos que la ley no nos afecta y que los acuerdos son válidos por la naturaleza, el espíritu y la finalidad de la ley', que es conseguir 'mayor transparencia', señalan desde la petrolera.

En este sentido, el propio presidente de Gas Natural, Antoni Brufau, recordaba recientemente que los pactos son públicos y han sido comunicados a la CNMV. Sin embargo, aunque esta condición se cumple, la ley señala también que son ineficaces los pactos parasociales (los que afecten a la regulación del derecho de voto y a la libre transmisibilidad de las acciones) entre accionistas que controlen más del 25% del capital.

En Gas Natural no hay voto concertado y así se demostró con la opa sobre Iberdrola

REPSOL 11,13 0,07%
NATURGY 29,06 -1,49%

En este caso, los dos grandes accionistas mantienen el compromiso 'de ejercitar sus derechos de voto en las juntas de Gas Natural' para decidir la composición del consejo, que se reparten paritariamente, pero no imponen límites a la compraventa de acciones. El número de consejeros ha pasado de 11 en 2000 hasta los 17 que tiene en la actualidad (cinco por cada parte, seis independientes consensuados en común y uno de Caixa Catalunya). Además, La Caixa se reserva la potestad de nombrar al presidente de Gas Natural, y Repsol, al consejero delegado.

Aunque un experto jurídico considera que este compromiso 'afecta ya a la regulación del voto que señala la ley', en Repsol argumentan que 'no existe ninguna acción concertada en ningún órgano social de Gas Natural'. En este sentido, recuerdan las discrepancias públicas y notorias que se produjeron entre los dos accionistas ante la opa de la empresa catalana sobre Iberdrola.

Además, los abogados de Repsol detectan una indefinición legal en cuanto a la regulación del derecho de voto: 'No se especifica si es vinculante para todas y cada una de las decisiones o sólo para algunas', señalan en la compañía. 'Hay una falta de concreción de la ley y sobre el criterio restrictivo con que debe interpretar este punto', señalan.

Pasos legales

Por otro lado, los socios recuerdan que la alianza tiene otros amparos legales. Gas Natural se creó en 1993 tras la fusión de Catalana de Gas y Gas Madrid, empresas cuyos accionistas de referencia eran la Caixa y Repsol, y en la que se integraron los activos de gas de esta última compañía. Hay un control conjunto reconocido por el Servicio de la Competencia a través de distintas resoluciones. En una de ellas, de marzo de 2002, se reconoce que con el acuerdo no 'hay operación de concentración'.

En la renovación más importante de los pactos, la del 16 de mayo de 2002, Repsol redujo su participación del 47%, al 24%, tras la correspondiente OPV. Desde ese momento, Gas Natural salió del grupo consolidado Repsol YPF, y se renovó un acuerdo que establece 'la independencia y neutralidad' del grupo gasístico. Este año Repsol ha vuelto a superar el 25% del capital.

Alianza: Dos socios desde el nacimiento del grupo gasístico

Transparencia

Los acuerdos entre Repsol y La Caixa en Gas Natural posteriores al año 2000 han sido comunicados a la CNMV. El primero está fechado el 11 de enero de ese año y supone la modificación de los sellados desde la creación de Gas Natural en 1993. El 16 de mayo de 2002 se hizo una renovación importante y el 16 de diciembre de ese año y el 20 de junio de 2003 se realizaron, respectivamente, dos adendas.

El consejo

Los dos principales accionistas de Gas Natural se comprometen a ejercitar sus derechos de voto en las juntas para repartirse el consejo de administración, cuya composición ha ido cambiando a lo largo de estos años. En estos momentos está compuesto por 17 miembros: cinco nombrados por Repsol, cinco por La Caixa, seis independientes propuestos de forma conjunta y uno nombrado por Caixa Catalunya

Disciplina

Desde que echó a andar la alianza, La Caixa tiene la atribución de nombrar al presidente de Gas Natural, y Repsol, al consejero delegado. En los pactos no se establece disciplina de voto y tampoco se imponen límites a la libertad de los dos socios para comprar y vender acciones de Gas Natural. Sin embargo, la vigencia se extenderá mientras cada una de las partes mantengan su participación por encima del 15%.