Coyuntura

El gobierno alemán rebaja sus previsiones y parte de un crecimiento nulo en 2003

El Gobierno alemán ha corregido hoy oficialmente a la baja sus pronósticos de crecimiento de Producto Interior Bruto (PIB) coyunturales y, al igual que los expertos de los seis principales institutos de estudios económicos, para este año parte ya sólo de un crecimiento nulo.

El ministerio de Economía ha informado de que para el segundo semestre se espera una incipiente recuperación económica que irá aumentando en 2004 hasta el punto de que el Producto Interior bruto (PIB) podrá registrar un incremento de entre el 1,5 y el 2%.

En los cálculos presupuestarios para el próximo año el ministerio ha utilizado la media de su pronóstico de crecimiento, es decir, un 1,7%. En primavera, el Ejecutivo había partido todavía de un aumento del PIB del 0,75% para este año y del 2% para el próximo. "La mejora del entorno mundial, el adelanto de la tercera fase de la reforma fiscal, así como las amplias reformas del Gobierno contribuirán sensiblemente a la recuperación", ha señalado el ministerio en un comunicado.

Al mismo tiempo, fuentes de la coalición gubernamental han confirmado que, como consecuencia de la caída de la recaudación fiscal y del aumento de los gastos destinados a financiar el paro, el endeudamiento se disparará este año al nivel récord de 43.400 millones de euros, más del doble de lo previsto inicialmente.

No cumplirá el Pacto de Estabilidad

Por otro lado, el ministro de Finanzas alemán, Hans Eichel, ha reconocido hoy que Alemania no logrará reducir su déficit en 2004 por debajo del 3 % de su Producto Interior Bruto (PIB), como dicta el Pacto de Estabilidad europeo, y que en 2003 superará el 4%.

"Está claro que el año que viene no estaremos en el 3% ya que para ello deberíamos tener un crecimiento del 0,75% para este año y del 2% en 2004", ha reconocido Eichel en Berlín.