Recurso

El fiscal recurre la decisión de la jueza Palacios

El fiscal de la Audiencia Nacional recurrió ayer la decisión de la jueza Teresa Palacios de continuar adelante con la causa contra el presidente del SCH, Emilio Botín, y los ex altos cargos José María Amusátegui y Ángel Corcóstegui, acusados de administración desleal por los pagos recibidos por los dos últimos al dejar el banco.

Para la fiscalía, la causa debe archivarse, pues las cantidades abonadas a ambos ex ejecutivos no constituyen delito. Corcóstegui cobró 108 millones de euros y Amusátegui, 43,75 millones.

Para el fiscal, los pagos respetaron la Ley de Sociedades Anónimas, pues en el caso de Amusátegui se trató de un 'bono de jubilación' y en el de Corcóstegui, de una retribución que correspondía a sus derechos de jubilación.

Con esta iniciativa, la acusación pública ha eludido el trámite de recurso de reforma que tendría que ser estudiado por la propia jueza y ha decidido presentar directamente la apelación ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Fuentes judiciales dijeron que el fiscal ha tomado esta determinación por considerar que Palacios no cambiará sus posiciones iniciales.

El recurso presentado por el fiscal no interrumpe el plazo de 10 días otorgado por la jueza a las partes para que formulen escrito de acusación solicitando la apertura de juicio oral o bien el archivo definitivo de la causa. Palacios esperará a conocer la decisión de la Sala antes de dictar auto de apertura de juicio oral o de archivo.

En su auto de ayer, la jueza estima que los contratos de ambos ex ejecutivos del SCH burlaron las disposiciones estatutarias que regulan la retribución de consejeros de sociedades anónimas y que ello justifica seguir adelante.

El recurso

El fiscal de la Audiencia Nacional ha recurrido el auto de la jueza Teresa Palacios que plantea seguir investigando las actuaciones del presidente del SCH, Emilio Botín, y de los ex altos cargos José María Amusátegui y Ángel Corcóstegui.