Inmobiliario

Samsung elige España para iniciar la venta de su hogar digital en Europa

Samsung ha elegido España para promocionar en Europa la tecnología de convergencia digital que permite conectar de forma inteligente todos los elementos de seguridad y confort de una vivienda. Desde la apertura de una persiana a la intensidad del consumo de una bombilla, pasando por el reconocimiento de una huella dactilar, el hogar digital permite controlar de forma centralizada comunidades de propietarios y viviendas particulares.

El director de desarrollo de Samsung Electronics Iberia, Fernando Valdivieso, afirmó que 'hemos elegido España porque es el país europeo que tiene una tecnología más desarrollada en banda ancha y ADSL, al igual que Alemania'. La multinacional asiática ya ha realizado pruebas piloto en Corea y Hong Kong. Valdivieso destacó que ahora negocia con cuatro promotoras para que incluyan este tipo de tecnología en la construcción de las viviendas. 'Precisamente, como se trata de tecnología con sistemas de comunicaciones inalámbricos y PLC, no se necesita de una gran inversión para introducir estos servicios'. El usuario sólo tiene que escoger los electrodomésticos que prefiere, puesto que la instalación ya está hecha. Además, Samsung se encargará de formar técnicos para realizar el servicio de mantenimiento.

Samsung busca acuerdos para promociones de más de 50 viviendas. El coste mínimo de un hogar digital se sitúa en los 7.000 euros, y puede alcanzar los 40.000 euros si se incluye aire acondicionado y tres pantallas planas por piso. Samsung espera cerrar los acuerdos con las promotoras a mediados de junio de 2004 y entregar las primeras viviendas sólo en seis meses.

Inauguración oficial con Álvarez-Cascos

El ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, inaugurará hoy a las 12 el salón y el simposio inmobiliario que se celebra hasta mañana en el Palacio de Congresos y que cuenta con el patrocinio de Cinco Días. El debate central de las jornadas girará en torno a si existe riesgo de que los inversores extranjeros acaben controlando la escena inmobiliaria en España.

Representantes de los promotores nacionales y de inversores internacionales protagonizan el simposio.