Tercer trimestre

Las hipotecas y las comisiones impulsan un 8,7% el beneficio de Caja Madrid

Caja Madrid obtuvo un beneficio neto atribuido de 470,37 millones entre enero y septiembre, lo que supone un incremento del 8,7% desde los 432,69 millones conseguidos en igual peroodo del año anterior.

Este crecimiento se debió, según la caja, al crecimiento de su actividad, muy impulsado por la financiación de la compra de vivienda, que aumentó el 24,4%. Asimismo, su volumen de negocio, que ascendió a 121.685,41 millones tras aumentar el 12%, se benefició del 12,6% de recursos gestionados de clientes.

El margen de intermediación creció un 3,3%, hasta 1.209,66 millones, mientras que el ordinario alcanzó los 1.689,74, con un incremento del 5,8%, y el de explotación quedó en 763,16 millones, un 9,3% más.

La eficiencia de la caja también mejoró, al pasar del 47,4%de septiembre de 2002 hasta el 46,2%. Ligeramente mejores fueron las aportaciones de las empresas participadas, ya sea por puesta en equivalencia o por operaciones del grupo, que alcanzaron los 179,8 millones.

Aumentan los ingresos por comisiones

Este comportamiento permitió que el ingreso total por comisiones netas alcanzase los 435,94 millones, con un incremento del 30%, a pesar de que las comisiones procedentes de los productos bancarios tradicionales crecieron a un ritmo del 4,8%.

Por su parte, el resultado por operaciones financieras se redujo un 50,8% y quedó en 44,13 millones por la distorsión que produce su comparación con unos meses en 2002 en los que la caja incluía el remanente de las plusvalías conseguidas con la venta de su participación en Telefónica.

Así, el margen ordinario alcanzó los 1.689,74 millones, con un incremento del 5,8%, mientras que el de explotación aumentó un 9,3% y quedó en 763,16 millones, favorecido por la política de contención de costes aplicada por la caja.

En concreto, los gastos de explotación se llevaron 926,58 millones de euros, un 3,2% más, en un periodo en el que la caja ha ampliado su red de oficinas desde 1.899 hasta 1.909 y la plantilla, desde 12.351 hasta 12.374 trabajadores.

Esta rúbrica engloba además los más de 200.000 euros que le ha costado la adecuación de sus 3.866 cajeros para que informen de las comisiones que cobran en cada operación con tarjetas de crédito o débito propias o de otras entidades.

En la parte baja de la cuenta, los resultados recogen además 179,77 millones de resultados por puesta en equivalencia de sus participadas, un 1% más, y un aumento del 9 por ciento en la dotación neta para insolvencias, que consumió 176,55 millones. Con esta provisión, la caja eleva al 62,5% la dotación total al fondo estadístico del Banco de España, en línea con el sector, que en junio ya había cubierto un 60,3%.

Así, Caja Madrid tiene cubierto un 242,3% de los créditos considerados de difícil cobro, frente al 238,7% que tenía en septiembre de 2002. El ratio de morosidad era el pasado mes de septiembre el 0,78%, por debajo del registrado a junio y en línea con el 0,77% que tenía un año antes.