Banco de España

Caruana recuerda que converger con la UE exige corregir los precios y la productividad

El gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, ha asegurado hoy que la consolidación presupuestaria y la adopción de reformas en el mercado de trabajo han impulsado la actividad española. No obstante, ha advertido de que debe corregir "algunos desajustes", como el escaso avance de la productividad, el diferencial de precios y el aumento del endeudamiento familiar para seguir con el proceso de convergencia real con Europa.

Las ganancias de bienestar parecen ya consolidadas, señaló en la inauguración de las jornadas sobre Precios, Productividad y Crecimiento, pero puntualizó que la expansión económica ha descansado más en "elevados" ritmos de creación de empleo, que en aumentos apreciables de la productividad, "sugiriendo una incorporación insuficiente de las nuevas tecnologías en los procesos productivos".

Sin embargo, para Caruana resulta "difícil" precisar las implicaciones de la política regulatoria para armonizar la protección del consumidor y la eficiencia general de la economía, evitando monopolios tecnológicos.

Rigideces y deuda familiar

El gobernador del Banco de España se refirió, asimismo, al aumento del gasto de las familias y al incremento "notorio" del endeudamiento del sector privado, particularmente de los hogares, que se ha situado ya al nivel de la media europea y ha propiciado el encarecimiento de la vivienda.

Restó importancia a la carestía de los activos inmobiliarios, que enmarcó en el escenario de estabilidad que ha llevado a las familias y empresas españolas a modificar sus decisiones de gasto, de ahorro y de endeudamiento.

Política monetaria

En cuanto a la política monetaria que, considera, debe mantenerse "con rigor", indicó que la aparición de ciertos desequilibrios, como la formación de burbujas bursátiles, episodios de sobreinversión o excesos de crédito y liquidez pueden influir sobre las decisiones de las autoridades.

Por su parte, Eugenio Domingo Solans, corroboró "la validez" de las proyecciones públicas del Banco Central Europeo dentro de un marco de estabilidad económica. Las estimaciones de la autoridad monetaria apuntan a unos precios en torno al 2% hasta finales de año para "claramente situarse" por debajo de esa cifra en el ejercicio próximo, de acuerdo con el objetivo de estabilidad, aseguró.

El aumento del precio del petróleo, aseguró, no debe ser un inconveniente para que a finales de año se inicie la recuperación del crecimiento de la UE, aunque reconoció que la cotización en torno a los 30 dólares el barril está en un nivel "alto".