Retraso

Cascos reconoce el retraso de la obra del AVE hasta Barcelona

El ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, reconoció la existencia de importantes retrasos en las obras del AVE entre Lleida y Barcelona, aunque eludió comprometerse con una fecha para la inauguración del nuevo tramo y la puesta en servicio al completo de la línea de alta velocidad entre Madrid y la Ciudad Condal. El ministro explicó que el retraso se debe a la falta de acuerdo político entre las diferentes Administraciones, y negó que la escasez de recursos haya sido el motivo del lento avance de las obras de determinados tramos. 'Si no hemos avanzado más en esos tramos de acceso a Barcelona, no era por falta de recursos, sino por falta de acuerdo', matizó.

El ministro de Fomento no quiso referirse al hecho de que en los concursos de señalización para el tramo Lleida-Martorell se establezca como fecha de entrega de la obra el 31 de diciembre de 2006. Este es el hecho que provoca el retraso que obligará a inaugurar el AVE hasta Barcelona en 2007.

Por otra parte, el alcalde de Barcelona, Joan Clos, aseguró que pedirá 'responsabilidades políticas al más alto nivel' del Ministerio de Fomento 'si se confirma' que la llegada del AVE a la capital catalana tendrá lugar en 2007.

Clos prefirió 'no anticipar' valoraciones 'hasta que se aclare' esta posibilidad, pero añadió la petición de responsabilidades 'si se confirma', dado que el ministerio habría 'ocultado información relevante para la planificación de las infraestructuras de la ciudad'.