Medios de comunicación

Blas Herrero exige una indemnización de 300 millones a Onda Cero

A Onda Cero puede salirle muy caro el acuerdo con el empresario Blas Herrero para utilizar las 70 emisoras propiedad de éste. Herrero ha fijado en 300 millones de euros su reclamación por incumplimiento de contrato.

La disputa se encuentra pendiente de la resolución del arbitraje que ambas partes (Onda Cero y Blas Herrero) solicitaron el pasado mes de mayo para solucionar el conflicto. La indemnización que exige Blas Herrero, propietario de Radio Blanca (que opera a través de la marca Kiss FM), asciende a 300 millones de euros, según fuentes de Antena 3.

El contencioso, cuya solución se alargará previsiblemente hasta el mes de mayo próximo, se inició a instancias del grupo Planeta, que no estaba dispuesto a asumir el compromiso de pago que Telefónica había adquirido con Herrero a principios del año 2001.

Según el acuerdo al que llegaron la operadora y el empresario, este último cedía su red de 70 emisoras a Onda Cero a cambio de recibir 20 euros por cada oyente que registrara tomando como referencia la audiencia certificada por el Estudio General de Medios (EGM).

La CNMV ha pedido a la cadena toda la documentación sobre el contencioso

El espectacular crecimiento de Kiss FM, no previsto por nadie (y menos por Telefónica), supone que Herrero recibiría este año unos ingresos de 21 millones de euros, ya que la emisora, según el EGM, cuenta con más de un millón de oyentes diarios.

Los letrados del empresario han extrapolado este aumento en número de oyentes hasta 2011 (fecha límite del acuerdo), y cuantifican el daño en 300 millones de euros, cifra que han exigido como indemnización si se rompe el acuerdo antes de ocho años.

Antena 3 se defiende, sin embargo, asegurando que en el contrato firmado con Herrero no se habla de audiencia acumulada, sino de audiencia media. En este caso, la cifra de oyentes no sería de un millón, sino de sólo 90.000.

La indemnización que le correspondería al empresario, por tanto, no llegaría a los dos millones de euros, cifra fácilmente asumible por la cadena.

En caso de que el arbitraje sea favorable a Blas Herrero y el laudo de obligado cumplimiento exija pagar la indemnización de 300 millones, fuentes de Antena 3 reconocen que habrá muchas dificultades para asumir el pago.

Onda Cero se encuentra en una situación financiera muy delicada. En los primeros seis meses del año, la emisora de radio perdió 22,4 millones de euros, casi lo mismo que durante el conjunto de 2002 (24 millones). El conflicto con Herrero ha venido a echar más leña al fuego en una filial en la que los nuevos gestores de Antena 3 no tienen mucha confianza.

Como paso previo para su salida a Bolsa, Antena 3 se ha visto obligada a remitir toda la información relativa al contencioso entre Herrero y Onda Cero a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Pero ésta no es la única batalla legal que libra la cadena de televisión a cuenta de Onda Cero. La CNMV también requirió, el pasado 8 de octubre, la documentación sobre la admisión a trámite de una querella contra ex directivos de Antena 3, interpuesta por accionistas minoritarios de la cadena en relación con la compra de Onda Cero.

Nueva querella contra Antena 3

La gestión de Antena 3 en los tiempos en los que estuvo en manos de Telefónica está siendo puesta en entredicho por un grupo de accionistas minoritarios. Según confirmaron ayer fuentes cercanas a éstos, se está estudiando la presentación de una querella por la compra por parte de Antena 3 de los derechos del Mundial de Fútbol.

Esta adquisición se realizó en 2002, después de que Admira -filial de Telefónica donde se englobaba el holding de medios de la operadora- ofreciera infructuosamente a RTVE estos derechos por 55 millones de euros. Según los accionistas minoritarios, la querella se presentaría por un supuesto delito de estafa, ya que en esa compra se perjudicó a los accionistas de Antena 3 para beneficiar a Telefónica.

Este mismo grupo de pequeños accionistas presentó el pasado mes de agosto una querella que ha sido admitida a trámite por el juzgado de instrucción de Alcobendas. La juez ve indicios de estafa y delito societario en la venta de Onda Cero a la cadena.