La Comisión se toma más tiempo para estudiar el nuevo plan de Francia para salvar a Alstom

La Comisión Europea ha anunciado hoy que ha adaptado su procedimiento de investigación sobre Alstom al nuevo plan de asistencia pactado con el Gobierno francés, y que prevé ayudas por un valor conjunto de 4.275 millones, informó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

El nuevo plan, negociado entre Bruselas y París el 26 de septiembre, sustituye la inyección pública de 300 millones de euros en el capital del grupo, por una aportación de obligaciones bancarias, que sólo se convertirán en capital estatal si Bruselas da su visto bueno previo.

Además, el Estado otorgará al grupo un préstamo a largo plazo por valor de 200 millones y aumentará de 300 a 900 millones el avance para la liquidez del grupo a corto plazo. Con respecto del plan inicial, se mantienen una aportación a medio plazo por 300 millones y la contragarantía pública de 2.275 millones a los avales bancarios sobre el 65% de un préstamo de 3.500.

El comisario europeo de Competencia, Mario Monti, prevé emitir un dictamen final sobre el conjunto de las ayudas en un plazo de entorno a seis meses. El grupo Alstom es un grupo industrial con actividades en Transportes y Energía, con decenas de miles de empleados en la UE. El plan de ayuda del Gobierno francés está destinado a salvarlo de la quiebra financiera.

Mientras se desarrolla la investigación, el grupo seguirá adelante con su plan de reestructuración, con la supresión de 7.000 empleos, de ellos 5.000 en Europa, y para marzo habrá vendido la cuarta parte de sus activos. En el último ejercicio, Alstom tuvo pérdidas por valor de unos 1.400 millones y un volumen de negocios de 21.300 millones.