Nuevo retraso

El AVE tardará todavía tres años en llegar a Barcelona

El Ministerio de Fomento no quiere desvelar la verdad sobre la fecha de terminación de la línea del AVE en el tramo catalán. Los trenes de alta velocidad no podrán circular en servicio comercial entre Madrid y Barcelona hasta 2007. En el contrato de adjudicación del despliegue de los sistemas de señalización y seguridad se fija el 31 de diciembre de 2006 como fecha de finalización de la obra, incluidos los trabajos de puesta a punto y validación.

Oficialmente el calendario no ha cambiado y en la documentación del GIF se mantiene el último trimestre de 2004 como plazo para la inauguración de la nueva línea ferroviaria entre las dos principales capitales españolas.

En las últimas comparecencias públicas, no obstante, el ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, y el secretario de Estado, Benigno Blanco, han eludido pronunciarse, pero han dado a entender que las obras no terminarán hasta el año 2005.

Los suministradores del sistema de seguridad terminarán de instalarlo en marzo de 2006

Ambos, no obstante, tienen que estar al tanto de que el Gestor Infraestructuras Ferroviarias (GIF), propietario de la línea AVE entre Madrid y Barcelona, y responsable de su construcción, ha convocado un concurso para adjudicar el suministro y despliegue del sistema de seguridad y señalización en el tramo entre Lleida y Martorell. La distancia entre ambas poblaciones es aproximadamente de unos 150 kilómetros.

El pasado día 1 de octubre se abrieron las ofertas que tres consorcios empresariales han presentado a esta licitación. Entre la documentación que han utilizado los aspirantes para diseñar sus propuestas, el GIF ha incluido dos fechas que son claves para determinar el calendario de finalización de la obra y, por tanto, el momento en que se podrá iniciar el servicio comercial.

En primer lugar, el GIF adquiere el compromiso de entregar en septiembre de 2005 la plataforma de la vía terminada para que el adjudicatario de la señalización comience a desplegar los equipos. Los pliegos de condiciones otorgan a la empresa suministradora un plazo de seis meses para que complete el despliegue. Finalmente se fija el día 31 de diciembre de 2006 como fecha límite para completar el proceso de puesta a punto.

Claves de una obra faraónica

Ocho años

La construcción empezó en 1995, hace ocho años. En este tiempo se ha trabajado a gran ritmo para ejecutar una línea ferroviaria puntera en Europa y en el mundo por sus potenciales prestaciones. El trazado y los requisitos medioambientales han sido más exigentes que en el Madrid-Sevilla.

Dispersión

El GIF asumió desde 1997 la dirección y pago de la obra. Optó por fragmentar los contratos, en un intento de dar cabida a más empresas en el proyecto. Sumado a su falta de coordinación con Renfe y Ministerio de Fomento, el resultado fue un difícil proceso de integración de tramos de plataforma y sistemas de la superestructura.

Tecnología

La tecnología elegida para la señalización, el nuevo sistema paneuropeo ERTMS, no está a punto, al igual que el UMTS en telefonía móvil. Es un estándar que ha dado problemas en otros países donde se ha instalado. Ahora está en pruebas iniciales en la línea Madrid-Lleida pero no hay fecha para su puesta a punto, que debe permitir circular a los trenes a 300 kilómetros por hora.

Trenes

Paradójicamente, los trenes, o al menos la mitad de ellos, que deben circular por la línea a un máximo de 350 kilómetros por hora sí estarán a punto en la fecha prevista, a lo largo de 2004.

Una carrera de obstáculos

Cascos se resiste a dar su brazo a torcer

Al ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, le cuesta dar su brazo a torcer y aún no ha dado la orden de que se reconozca oficialmente que no se podrá realizar la inauguración del AVE entre Lleida y Barcelona en el tercer trimestre del próximo ejercicio. En una visita realizada a Barcelona el pasado mes de junio para dialogar con las autoridades autonómicas y municipales sobre algunos detalles del trazado del AVE en su entrada a la Ciudad Condal, invitó a los periodistas a hacer cálculos en función de las obras pendientes, lo que podría llevar la inauguración al año 2005.

Blanco acepta todas las ofertas de señalización

La apertura de las ofertas del concurso de la señalización del AVE entre Lleida y Martorell el día 1 de octubre arrojó una sorpresa. El consorcio compuesto por Ansaldo, Cobra y Nortel ha presentado la oferta más baja: 271 millones, frente a los 323 y 335 de sus oponentes. Este grupo fue el adjudicatario de la señalización en el tramo del AVE Madrid-Lleida, y los problemas en sus sistemas fueron causa del retraso en la apertura. El secretario de Estado de Fomento, Benigno Blanco, les abrió un expediente, pero ha asegurado que, a pesar de ello, su oferta es tan válida como la de cualquiera.

A Escribano se le mueve el túnel de Montblanc

El GIF, presidido desde febrero por Ramón Escribano, tiene que enfrentarse a problemas importantes en la construcción del tramo catalán de la línea AVE entre Madrid y Barcelona, lo que dificulta aún más el cumplimiento de los plazos. Dos túneles de la línea horadados en los términos municipales de Montblanc y La Riba han sufrido movimientos no previstos y necesitan unas intervenciones adicionales. El presupuesto de las nuevas obras podría ascender a unos 60 millones de euros y el plazo de realización de las reparaciones será aproximadamente de 18 meses.