Coyuntura

El ZEW alemán cae por primera vez en 10 meses por la incertidumbre y la apreciación del euro

El indicador del Instituto alemán ZEW ha caído este mes seis décimas, hasta 60,3 puntos, tras nueve subidas consecutivas y en contra de los pronósticos de los analistas que confiaban en un aumento de 3,1 puntos. "La razón del descenso debe buscarse en la apreciación del euro, que pesará sobre la cifra de negocio y los resultados de las compañías exportadoras", afirmó en un comunicado.

Esta es la primera caída registrada por este indicador, que mide las previsiones de coyuntura en el sector financiero para los próximos seis meses, tras haber acumulado alzas durante los últimos nueve meses y aumentado la confianza de los inversores germanos. No obstante, el instituto mantiene que el sentimiento es optimista, pero resalta que la incertidumbre económica se mantiene.

Además de la fuerte apreciación del euro, el ZEW subraya que determinados indicadores macroeconómicos, tanto en Alemania como en Estados Unidos se contradicen, y generan desconfianza. Así, el efecto positivo de la caída del paro en Estados Unidos se contraresta con el mal dato de la confianza de los consumidores.

Por su parte, Alemania ha visto como su producción industrial ha caído mientras los inventarios han continuado incrementándose en los últimos meses.

La percepción al respecto de la situación económica en la zona euro se ha deteriorado ligeramente en octubre. El índice que mide este dato se redujo 2,8 puntos, hasta 66,8 puntos.

Crecimiento

Por otra parte, la Asociación de Bancos Alemanes (BdB) hacía público hoy su pronóstico sobre la economía germana que crecerá en 2004 "a un ritmo del 1,6%", asegura, en el marco de la frágil recuperación ya iniciada este año.

Según una encuesta, han mejorado "ligeramente" las perspectivas económicas en 2003, de forma que para el segundo semestre se espera un leve incremento del PIB. Sin embargo, no bastará para que salir del estancamiento en 2003, y aún no está claro si el crecimiento estará algo por encima o por debajo de cero, dijo Norbert Walter, presidente del comité económico y monetario de la BdB.

Auguró también que el déficit fiscal en 2003 será del 4% y en 2004, del 3,8%, bien por encima del tope del 3 % establecido por el Pacto de Estabilidad europeo.

En este sentido, Walter apuntó que si Bruselas no penaliza a Alemania por transgredir este pacto, la credibilidad de la política económica de la eurozona correrá peligro y será un mal ejemplo para los países candidatos a la Unión Europea.