Balance

Un "estricto" control de costes permite a Banesto ganar un 2,7% más hasta septiembre

Banesto obtuvo en los nueve primeros meses del año un beneficio neto atribuido de 357,04 millones, un 2,7% más que en ese periodo del año anterior. Pesó sobre su resultado el incremento del 38,2% en el impuesto sobre beneficios, debido al agotamiento paulatino del crédito fiscal que tenía la entidad.

Los resultados de Banesto, que la entidad ha comunicado a la CNMV, muestran crecimientos superiores al 10%, tanto en el margen de explotación o típico de su actividad -acompañado de una mejora en la tasa de morosidad, que bajó del 0,85 al 0,77%- como en el beneficio bruto, aunque luego no se reflejan en el neto por la mencionada carga impositiva.

La entidad considera estos resultados "positivos", gracias al mantenimiento de un alto nivel de actividad, que permitió elevar un 19,4% el volumen de créditos concedidos a clientes y un 14,8% los recursos gestionados. La entidad no ha dudado en referirse, asimismo, al "estricto" control de costes, que sólo aumentaron una décima.

Las comisiones crecieron un 6,7% y los resultados por operaciones financieras, un 30%. Los mejores resultados de las sociedades que consolidan por puesta en equivalencia también contribuyeron a mejorar los resultados, pues se elevaron a 47,8 millones, frente a los 30,8 de 2002.

Los recursos gestionados se situaban a final del tercer trimestre en 43.478 millones, que representan una cuota de mercado del 8,47%.

Banesto destacó por último que el ratio de eficiencia mejoró hasta el 48,1%, frente al 50,5% precedente, gracias al mantenimiento de costes de explotación y al aumento de sus ingresos por la mayor actividad.

Urbis "no está en venta"

Por otra parte, Botín ha asegurado que Urbis, participada por el banco al 51,33%, "no está en venta" por su progresiva aportación de resultados a la cuenta de la entidad, aunque admitió que a Banesto "se acercan personas y bancos" interesadas en hacerse con la inmobiliaria.

"Urbis es una empresa magníficamente gestionada, que está aportando cada vez más a los resultados de Banesto y pensamos que todavía tiene un desarrollo muy interesante. Por lo tanto no se vende", manifestó al ser preguntada por las renovadas conjeturas sobre la enajenación de la compañía durante la presentación de resultados de Banesto.

La inmobiliaria ha centrado la atención del parqué en las últimas semanas, al reavivarse las especulaciones sobre su eventual venta que, incluso, han apuntado a Fadesa y a las italianas Caltagirone y Marchini, autoras en su día de la fracasada OPA sobre Metrovacesa, entre los posibles interesados por Urbis.

Ana Patricia Botín reconoció a este respecto que "hay interés por comprar" porque "hay gente que piensa que es una buena empresa y que tiene pontencial". Según la presidente de Banesto, el banco les ha transmitido a estos interesados, de los que no desveló el nombre, que "no hay interés por vender".