Divisas

Los exportadores alemanes temen un euro a 1,25 dólares

Las exportaciones alemanas se verían seriamente dañadas, y con ello el crecimiento de la primera economía de la eurozona, si la subida del euro llega a alcanzar los 1,25 dólares. æpermil;sa fue la advertencia que lanzaron ayer los exportadores germanos, un sector cuyo negocio ya se ha visto seriamente dañado este año por la escalada del euro frente a la divisa estadounidense.

La Asociación de Cámaras de Comercio e Industria (DIHK, por sus siglas en alemán) emitió ayer un comunicado en el que reconocía que 'el talón de Aquiles de su negocio sigue siendo la débil situación económica global, así como las serias incertidumbres que rodean a los tipos de cambio'.

La asociación auguró un aumento de las exportaciones para 2004 del 5%, frente al incremento del 2% previsto para este ejercicio.

Esta previsión se sustenta en un tipo de cambio estimado por los exportadores de 1,15 dólares hasta finales del próximo ejercicio. Ayer, sin embargo, la divisa europea alcanzó los 1,171 dólares, lo que supone un aumento del 1,37% respecto al cierre del viernes.

'Esperamos que el euro no suba de forma significativa por encima de 1,2 o 1,25 dólares. Un tipo de cambio en este rango sería muy dañino para las exportaciones. Debemos tener esto muy claro', aseguró Martin van Wansleben, jefe de la DIHK.

La economía alemana entró en recesión en el segundo semestre del año, debido en buena medida a la caída de las exportaciones y su impacto sobre el frágil clima empresarial. El sector exterior supone un tercio del PIB alemán, lo que viene a explicar el impacto que tiene el tipo de cambio sobre el conjunto de la economía germana.

Pese a la subida del euro y al débil contexto empresarial en que se produce, las cámaras de comercio alemanas no creen que la solución pase por una rebaja de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE). De hecho, la asociación no prevé que el BCE modifique los tipos de referencia actuales del 2%, por considerar que ya están lo suficientemente bajos.