Moda

Las ventas de acciones y las opciones hacen ricos a los ejecutivos de Inditex tras dos años en Bolsa

Inditex no necesitaba salir a Bolsa. Tenía liquidez y riñones financieros para acometer por sí misma el proyecto de expansión que iba a llevar a cabo. Si entraba en el parqué era para asegurar su futuro, ya que en la familia no había un sucesor claro. Ese, al menos, era el argumento que se dio cuando la compañía empezó a cotizar, pero lo cierto es que la salida a Bolsa de Inditex ha hecho ricos no sólo a sus fundadores, sino también a sus principales directivos, artífices también del éxito de la empresa.

El gran beneficiado ha sido Amancio Ortega, que, después de alguna vacilación, accedió a sacar la compañía a Bolsa animado por la insistencia de sus directivos. Con la oferta pública de venta (OPV) que supuso la salida a Bolsa se embolsó 1.238 millones, lo que le ha permitido invertir en otros sectores y empresas. Pero su gran patrimonio son los 369,6 millones de títulos que aún mantiene en su poder y que al precio de cierre del viernes valían 6.811 millones de euros.

También su ex mujer, Rosalía Mera, que participó en la gestación de la empresa, y su hermana, Josefa Ortega, se han convertido en multimillonarias. En ese reparto familiar también se han visto beneficiados otros miembros del clan Ortega, como Primitiva Renero, la viuda de Antonio (el hermano de Amancio), y la hija de éstos. También la segunda esposa de Ortega a quien le regaló el 1,98% del capital de la sociedad.

INDITEX 27,56 0,73%

La familia se ha enriquecido con la salida a Bolsa, pero también lo han hecho los directivos de la compañía. José María Castellano, vicepresidente y consejero delegado, y Juan Carlos Rodríguez Cebrián, director general, se embolsaron 3,62 millones de euros cada uno en la OPV.

Acciones a 2,93 euros

Previamente, en julio de 2000, Ortega había vendido el 2% de Inditex (12,48 millones de acciones) a Castellano, Rodríguez Cebrián, su hermana Josefa y otros 24 directivos, a 2,93 euros por acción. La salida a Bolsa permitía a todos ellos multiplicar por más de cinco el valor de su inversión. Además, los 26 directivos de Inditex se vieron favorecidos por un plan de opciones sobre acciones puesto en marcha en 1998 y modificado en 2000 que permitía el acceso a más títulos a 2,93 euros.

Las ganancias conjuntas en acciones y opciones de esos 26 directivos rondan los 200 millones de euros.

Al vicepresidente le correspondieron 3.572.600 acciones, y al director general, 3.449.600. Ambos pidieron préstamos a BBVA Privanza y pignoraron las acciones, pues la inversión superaba los 10 millones de euros en ambos casos. Para hacer frente a este préstamo Castellano vendió acciones en agosto y octubre de 2001.

Además, el plan de opciones permitió que Castellano adquiriera en mayo de este año las 164.200 acciones que le correspondían. Su valor a precio de mercado hubiera sido de 2,9 millones, pero él pagó menos de medio millón.

Tras estas compras y las sucesivas ventas que ha llevado a cabo desde que la sociedad cotiza, Castellano ha logrado unos ingresos brutos de unos 33,65 millones de euros. Habría que descontar impuestos, costes del préstamo y otros gastos, pero, en todo caso, a ese patrimonio hay que añadir 1.373.863 acciones de Inditex que todavía posee, que valen más de 25 millones.

Por su parte, Rodríguez Cebrián lleva acumulada (entre opciones y acciones) una ganancia bruta de unos 9,5 millones, a la que se suman las acciones de Inditex que posee y que están valoradas en 50,16 millones de euros.

El director general está casado con la sobrina de Ortega. Incluidas las participaciones de su mujer y su suegra, controla alrededor de 11 millones de acciones valoradas en algo más de 200 millones de euros.

Una venta oportuna

Rodríguez Cebrián vendió más de medio millón de acciones a primeros de septiembre, con la acción entre 22 y 24 euros y justo en vísperas de la presentación de resultados semestrales. Los resultados recogían no sólo un deterioro de los márgenes sino también una advertencia sobre la debilidad de las ventas en el arranque de la temporada de otoño. Tras conocerse estos datos, la acción cayó en picado. Adelantarse en la venta permitió a Rodríguez Cebrián obtener al menos un millón de euros más por sus acciones.

Pero no son sólo los familiares y lugartenientes de Ortega los que se han hecho millonarios con la salida a Bolsa. Otros 24 directivos para los que no hay datos individualizados compraron 3.621.400 acciones a 2,93 euros. Pagaron 10,6 millones por títulos que hoy valdrían 66,7 millones, con una ganancia media de más de dos millones de euros por cabeza. Además, dentro del plan de opciones, nueve altos ejecutivos ejercieron sus opciones con plusvalías conjuntas de unos ocho millones de euros y otro bloque de 14 directivos ganó unos 10 millones con las opciones.

Los directivos de Inditex cuentan, además, con otro plan de opciones a cinco años por el que podrán comprar (también a 2,93 euros) hasta un máximo de unos tres millones de acciones adicionales, lo que supone unos 50 millones más en plusvalías latentes adicionales.

Los huevos, en distintas cestas

Los recursos que los accionistas de Inditex obtuvieron con la salida a Bolsa los han destinado a diversificar su actividad. Ortega, que ha sido el más prolijo, sólo ha desinvertido una vez en Inditex, en julio de 2002, cuando vendió el 1,98%. Estas acciones se las había concedido a su segunda mujer a través de una opción de compra a 2,93 euros antes de salir a Bolsa, pero luego canjeó la opción por su equivalente en metálico (210,77 millones descontando el precio de la opción).


Amancio Ortega


El inmobiliario ha sido uno de sus sectores favoritos para la diversificación. Un edificio en la madrileña calle de Serrano y la sede de Fertiberia son algunos de sus nuevos activos.

Los hoteles le han convertido en protagonista del verano cuando reventó la opa de Hesperia sobre NH al aumentar su participación en esta última. También compró el hotel Peregrino, de Santiago.

Gas Natural es otra de sus apuestas, en la que invirtió 87 millones de euros para comprar el 1% del capital.

Las inversiones financieras, que canaliza a través de sus sociedades Keblar y Alazán, le han dado más disgustos. Esta última tuvo minusvalías de 44 millones el año pasado.


Rosalía Mera


Zeltia, de la que ya posee más del 5%, es su gran apuesta, en la que acumula fuertes minusvalías. Ha ido comprando convencida de que sus investigaciones pueden contribuir a la mejora social.

El sector audiovisual también ha recabado su atención a través de la productora gallega Milú Films, en la que invirtió seis millones en julio pasado.

ICN (Identificación y Custodia Neonatal), de la que tomó el 20%, es su última inversión.


J.M. Castellano


Fadesa ha estado en su punto de mira, ya que a través de la sociedad Artinver (que posee al 50% con Josefa Ortega) ha adquirido el 5% de la inmobiliaria gallega.

Los protagonistas del fenómeno Zara

Nombre, Amancio Ortega Gaona. Cargo, presidente y fundador. Número de acciones al salir a Bolsa, 381.596.400. Valor a precio de OPV, 5.609 millones. Número de acciones hoy, 369.600.063. Valor en bolsa, 6.811 millones.


Nombre, Juan Carlos Rodríguez Cebrián. Cargo, director general. Número de acciones al salir a Bolsa, 3.449.600. Valor a precio de opv, 50,7 millones. Número de acciones hoy, 2.722.067. Valor en bolsa, 50,1 millones.


Nombre, Josefa Ortega Gaona. Cargo, fundadora y accionista. Número de acciones al salir a Bolsa, 3.390.040. Valor a precio de opv, 49,83 millones. Número de acciones hoy, 3.492.640. Valor en bolsa, 64,36 millones.


Nombre, Rosalía Mera.Cargo, fundadora y accionista de referencia. Número de acciones al salir a Bolsa, 43.590.000. Valor a precio de opv, 640,77 millones. Número de acciones hoy, 43.590.000. Valor en bolsa, 803,36 millones.


Nombre, José María Castellano. cargo, vicepresidente y consejero delegado. acciones al salir a Bolsa, 3.572.600. valor a precio de OPV, 52,51 millones. Número de acciones hoy, 1.373.863. Valor en bolsa, 25,32 millones.