'Telecos'

La incorporación de KPN fortalece la alianza del móvil de Amena

La recién nacida alianza del móvil rubricada entre Amena, Mmo2 y otras cinco pequeñas operadoras europeas ha ganado un refuerzo 24 horas después de anunciarse. KPN está dispuesta a unir su fuerza y sus 13,8 millones de clientes en Holanda, Alemania y Bélgica al pacto siempre que se encuentre una solución para el reparto del terreno germano.

La necesidad de no quedarse aislado en un mundo de grandes alianzas europeas en el móvil ha forzado a KPN a dar su sí al pacto de pequeñas y medianas operadoras anunciado el miércoles. Así, el ex monopolio holandés y sus dos filiales celulares de Alemania y Holanda unirán sus fuerzas a la británica Mmo2, la española Amena, la italiana Wind, la austriaca One, la noruega Telenor -y su filial húngara, Pannon- y la suiza Sunrise.

Para que la entrada de KPN en la alianza se haga realidad sólo hay que limar una aspereza: la presencia duplicada de dos miembros del pacto, Mmo2 y KPN, en Alemania. Y es una condición indiscutible. 'En principio, hemos llegado a un acuerdo para que KPN Mobile se una a la alianza', aseguró a Reuters un portavoz de la empresa. 'El problema es que habrá dos operadoras en Alemania. Tenemos que encontrar una solución a esto'.

Posible adquisición

Un arreglo fácil al conflicto sería que los rumores e intenciones se hicieran realidad y KPN comprara la filial de Mmo2 en Alemania.

Si finalmente hay entendimiento entre las compañías, la alianza sumará su segundo grande. KPN aporta 13,77 millones de clientes, sólo por detrás de la suma de las tres filiales de Mmo2 en Alemania, el Reino Unido e Irlanda.

De hecho, la posición de número uno en su mercado hubiera permitido a KPN entrar en la alianza del móvil formada por Telefónica, Deutsche Telekom, Telecom Italia y France Télécom. El problema es que cumplía el requisito de líder, pero no tenía nada que ofrecer, puesto que Holanda ya estaba cubierta por el ex monopolio alemán.

Con los clientes de KPN, la alianza presidida en primer turno por Amena gana dos países a los nueve que ya tenía y suma 56,7 millones de usuarios. Aun así, todavía está lejos de los 83 millones de abonados que Vodafone tienen en Europa o los 170 millones de la alianza española, alemana, italiana y francesa. Este último pacto tiene un problema similar al de KPN y Mmo2. Deutsche Telekom y France Télécom están a la vez en el Reino Unido y han encontrado una solución para ello.

En cualquier caso, el objetivo de las tres iniciativas es el mismo: ofrecer mejores servicios a los clientes, obtener un sistema de precios unificado y más atractivo en el extranjero e incrementar su poder de compra gracias a economías de escala y mayores pedidos. Lo único que cambia es la forma de hacerlo.

Vodafone se convirtió en lo que es a base de adquisiciones. Telefónica, Deutsche Telekom, Telecom Italia y France Télécom optaron por una fórmula de alianzas sin intercambios accionariales ni variaciones en el capital para hacer frente al líder mundial y las medianas y pequeñas operadoras han copiado la fórmula.