Distribución

Ahold da por perdida la mayor parte de su inversión española

Ahold compró en septiembre de 2000 el grupo de distribución español Superdiplo por unos 1.200 millones de euros. Tres años más tarde, sumida en una profunda crisis financiera, la compañía ha reconocido la pérdida de valor de sus activos en España en 898 millones de euros. Un portavoz de la empresa en España explicó que esta medida se ha tomado tras constatar que 'el precio de compra fue demasiado elevado'.

Ahold, tercer grupo mundial de distribución, señala en sus cuentas que el saneamiento por deterioro de los activos en España 'ha sido el resultado de un comportamiento operativo peor de lo esperado tras la adquisición de Superdiplo por el frenazo de la economía española y el recorte de costes menor de lo previsto tras la integración de los negocios en España'.

Fuentes sindicales mostraron su preocupación por la situación del negocio en España, donde trabajan cerca de 15.000 empleados. Además de Superdiplo, Ahold realizó otras compras que sitúan la inversión total en España en torno a 1.500 millones.

El primer ejecutivo de Ahold, el sueco Anders Moberg, que se puso al frente de la compañía hace unos meses con el encargo de enderezar su situación financiera, reconoció en rueda de prensa la falta de rentabilidad de las tiendas españolas. Fuentes de la empresa aseguraron que la intención de la compañía es continuar en España.

La adquisición de Superdiplo se pagó con acciones y, gracias a la transacción, el SCH, que controlaba indirectamente Superdiplo, se hizo con el 0,86% de Ahold. En la fecha del acuerdo, cada acción de la multinacional valía 31,66 euros. A cierre de ayer, los títulos de la holandesa costaban 8,81 euros, un 72% menos. Así, el valor del negocio en España se ha reducido drásticamente, pero también lo ha hecho la moneda utilizada para su compra, las propias acciones de Ahold. El SCH, sin embargo, logró salir a tiempo de su inversión, pues vendió en 2001 su 0,86%, según consta en la memoria de ese ejercicio, a un precio superior a 30 euros por acción.

Ahold reconoció en febrero que infló las cuentas de tres ejercicios en 970 millones, de los que la mayor parte correspondió a Foodservices, filial de EE UU. Por ello, y tras el escándalo consiguiente, la empresa ha tenido que reformular sus cuentas. Ayer, además de presentar los resultados de 2002, Ahold corrigió las cuentas de 2000 y 2001, condición impuesta por los acreedores para abrir una línea de crédito de 2.650 millones.

'Ha sido un año perdido, difícil y negativo', reconoció Moberg. 'Es el momento de mirar hacia adelante', indicó. Pese a todo, las ventas consolidadas aumentaron un 15,6%, hasta 62.683 millones.

Puntos clave de los resultados

Mejora la credibilidad. Los expertos, optimistas

'Si no hay más noticias decepcionantes, es una buena noticia', comentaban los analistas de Fortis Bank en una nota sobre el balance publicado por Ahold.

'Los resultados permitirán que muchos inversores se replanteen las circunstancias de la compañía y, con las cifras publicadas, consideramos que la credibilidad empezará a mejorar', afirman. 'Es un nuevo comienzo', afirmaba un gestor de fondos.

La acción sube el 7%. La Bolsa reacciona al alza

Los resultados presentados por Ahold, después de retrasarlos en varias ocasiones, fueron recibidos con alzas por los inversores, que premiaron a la empresa con un avance del 7,05% en la Bolsa de Amsterdam. El mercado interpretó que el grupo ha acometido una profunda limpieza. Aun así, el valor retrocede un 27% desde que comenzó el ejercicio. En febrero, la acción cayó un 63% en un día cuando reconoció que había inflado las cuentas.

Tercer grupo mundial. 625 tiendas en el mercado español

Ahold se mantiene como el tercer grupo de distribución del mundo en ventas, detrás de Wal Mart y Carrefour. En España, la facturación en 2001 (último dato) fue de 1.992 millones. La compra de Superdiplo en 2000 se sumó a las adquisiciones de cadenas como Kampio, Guerrero y Dialco, entre otras. Al final de 2002, Ahold contaba en España con 625 establecimientos bajo las insignias Supersol, Hipersol, Hiperdino, Netto y Cash Diplo.

Plan en octubre. Ampliación de capital a la vista

El consejero delegado de Ahold, Anders Moberg, anunció que a mediados de octubre hará público un plan de financiación y la nueva estrategia del grupo. Por el momento no dio ninguna pista sobre la ampliación de capital que muchos analistas esperan. Según una encuesta elaborada por Bloomberg entre expertos del sector, la empresa podría lanzar una operación de este tipo para ingresar alrededor de 3.000 millones de euros.

3.200 millones. Mayor provisión en EE UU

Ahold anunció un cargo por deterioro de activos de 1.287 millones bajo los principios contables de la normativa holandesa. Sin embargo, bajo los principios estadounidenses, esta cifra aumenta hasta 3.200 millones de euros, de los que 2.700 millones corresponden a su filial Foodservices, inmersa en un escándalo contable. La compañía reconoce que con la norma de EE UU, la pérdida neta será 'significativamente mayor' de 1.200 millones.