Encuentro bilateral

Aznar aplaude las reformas de Schröder "que benefician a toda la UE"

El presidente del Gobierno, José María Aznar, respaldó ayer en Berlín la política de reformas económicas que ha presentado el Gobierno alemán ya que, a su juicio, beneficia tanto a Alemania como a Europa, al representar la economía alemana más del 30% del conjunto de la europea. Sin embargo, mantienen sus discrepancias sobre el reparto de poder que para la Unión a 25 consagra la nueva Constitución.

Aznar comentó que 'es muy importante para Alemania y muy importante para Europa. Hay muchas cosas que en Europa no pueden funcionar si la economía alemana no funciona bien', recalcó refiriéndose al paquete de reformas que el canciller alemán, Gerhard Schröder, ha presentado recientemente para modificar el sistema de pensiones, los impuestos sobre la renta y la atención sanitaria.

Aznar indicó previamente, en su intervención durante el foro hispano-alemán, que este camino de reformas que ha elegido Berlín es 'la mejor garantía para salvaguardar el futuro de un sistema de bienestar social', no solamente en Alemania, sino en el resto de la Unión Europea.

Además, consideró prioritario que los Quince consoliden los 'cimientos' de la recuperación económica, ahora que los indicadores macroeconómicos apuntan a que hay signos de crecimiento 'tras un periodo de decaimiento'. Sobre este último punto, aprovechó la ocasión para hacer hincapié en que los españoles, 'por fortuna y acierto', han conseguido superar esta situación 'con unos niveles de crecimiento muy altos'.

El presidente español recomienda a Alemania liberalizar más mercados

Esta consolidación se conseguirá, a su juicio, con tres respuestas básicas: reformas económicas, liberalización de sectores y saneamiento de las cuentas públicas. Al mismo tiempo, consideró que el mantenimiento de las obligaciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE es la 'herramienta esencial' para la moneda común europea.

'La mejor aportación es sostener y apoyar el pacto, y alabó la decisión de Alemania de apostar por el mantenimiento y defensa del pacto, pese a las dificultades coyunturales de los últimos años', indicó el presidente del Ejecutivo.

Asimismo, dijo compartir la opinión del canciller alemán de que el coste de renunciar al pacto sin una alternativa clara supondría 'muchas más desventajas que ventajas'. Por último, centró su atención en los beneficios de la política de cohesión dentro de la UE tras las polémicas declaraciones de Schröder sobre el crecimiento español.

'España va a contribuir cada vez más en el Presupuesto europeo. (...) La partida que crece más en los Presupuestos de 2004 es el de la aportaciones de España a las UE, y ello es posible porque llevamos siete años de crecimiento consecutivo', subrayó en la rueda de prensa.

El canciller alemán apenas se refirió en el foro y ante la prensa a la coyuntura que vive la economía alemana. æscaron;nicamente mostró su preocupación por el tratamiento que se está dando a las industrias química y energética dentro de la UE, y reclamó una 'mayor atención' ante sus demandas.