Las cuentas públicas de 2004

El esfuerzo global del Estado crece un 10,4%

Los gastos del Estado alcanzarán 156.890 millones de euros en 2004, cifra que supone un descenso del 0,3% respecto al año en curso, que se atribuye a 'los cambios en la financiación de los entes territoriales'. Hay que recordar, a este respecto, que el presupuesto de gastos de 2003 incluía la liquidación definitiva del sistema de financiación autonómica, que el próximo ejercicio se va a financiar mediante minoración de ingresos.

De esta cifra total, el gasto no financiero asciende a 117.620 millones, un 2,4% más que en 2003, aunque en términos homogéneos, el aumento es del 3,9% al descontar el efecto de la financiación territorial. Destaca la moderación en el gasto corriente, que crece sólo el 2%, mientras que los gastos de capital suben el 5,2%.

Dentro del capítulo de gastos corrientes el mayor incremento corresponde a los gastos de personal que se elevan a 19,486 millones, un 5,4% más que en 2003, que el Gobierno explica por 'la subida de las retribuciones de los funcionarios'. Mientras, 'las mejoras en las políticas en seguridad ciudadana y los procesos electorales' justifican el crecimiento, 9,9%, hasta 2,738 millones, del gasto en bienes y servicios.

Infraestructuras e investigación serán las prioridades del esfuerzo inversor

Por lo que respecta al esfuerzo inversor del sector público estatal, clave para determinar la orientación de la política presupuestaria y para impulsar el crecimiento de la economía, se elevará en 2004 hasta 27.420 millones de euros, cifra que supone un incremento del 10,5% respecto a la prevista para este año y que casi duplica el 5,9% previsto para el crecimiento nominal del PIB. Las prioridades se concentran en dos áreas esenciales: infraestructuras e investigación y desarrollo.

Dentro del capítulo de infraestructuras el Ministerio de Fomento dispondrá de un presupuesto para inversiones de 3.390,86 millones, un 5,27% superior al de este año, además los recursos aportados por los entes públicos AENA (2.319,96 millones) y Puertos del Estado (927,35 millones). El Gobierno estima que estos recursos 'permitirán avanzar en la conservación y mejora de los puertos y aeropuertos, redes viarias y en proyectos de cohesión territorial como la ampliación de las redes de autovías y autopistas, ferrocarriles de alta velocidad y el desarrollo del Plan Hidrológico Nacional'.

Para el desarrollo de este último Plan el Ministerio de Medio Ambiente verá incrementado un 7,25% su presupuesto de inversiones, que asciende a 1.871,89 millones.

La política de I+D+i es otro de los elementos en los que incidirá la política del Gobierno para mejorar el potencial de crecimiento de la economía española por lo que las partidas destinadas a financiar las actividades en investigación, desarrollo e innovación tienen un crecimiento del 7,3% nominal, alcanzando 2.132 millones.