'Telecos'

Los ejecutivos de Telefónica se quedan sin 'stock options'

César Alierta no ha podido repetir el éxito de su predecesor en Telefónica, Juan Villalonga, en materia de planes de opciones sobre acciones (stock options) para sus ejecutivos.

Villalonga dejó la compañía después de que él y otro centenar de directivos se repartieran casi 506 millones de euros de plusvalías por la buena evolución de las acciones en Bolsa durante el periodo de vigencia del plan RISE, el primer programa de sobresueldos que existió en la operadora. El segundo, sin embargo, no ha corrido la misma suerte. El denominado plan TOP expiró el jueves de la semana pasada y lo hizo sin dar siquiera un euro de ganancia.

Durante los cuatro años y tres meses de vigencia del plan, los directivos beneficiarios -unos 450 al principio y 312 al final, según datos oficiales de Telefónica- han mirado la cotización de la operadora esperando que en algún momento superara el precio de ejercicio marcado en las opciones. No ha sido así. Aunque el plan TOP se puso en marcha antes de la subida bursátil propiciada por la burbuja tecnológica, las acciones no han superado la referencia de 17,295 euros -que en la mayoría de los casos marca el inicio de las ganancias- en ningún momento en que fuera posible ejercitar las opciones.

TELEFÓNICA 3,59 -0,14%

Los ejecutivos beneficiarios recibieron a principios de septiembre una comunicación oficial en la que se les avisaba de que el día 25 de septiembre expiraría el plan de opciones TOP. La nota incluía el formulario a rellenar en caso de que se quisieran ejecutar unas opciones sin valor. Nadie lo hizo.

El problema es que la falta de valor de las opciones no implica que no haya coste. Telefónica ha asegurado en diversas comunicaciones oficiales tanto a la CNMV como a la SEC que el gasto máximo del plan de sobresueldos ascenderá a 72 millones de euros. æpermil;ste es el precio pagado por el contrato de cobertura firmado con el BBVA para cubrir los riesgos y las obligaciones económicas del plan, que finalmente han resultado inexistentes.

Una vez que ha expirado el plan TOP, los ejecutivos de Telefónica se quedan sin sobresueldos a presente y a futuro. César Alierta descartó a principios de septiembre en un encuentro con periodistas que la compañía esté pensando en establecer un nuevo programa de premios. Así, Telefónica se convertirá en la única empresa cotizada del grupo que no tiene stock options para sus ejecutivos y ello a pesar de que entre los directivos está el presidente.

La compañía tiene diferentes premios

El primero, diseñado en la salida a Bolsa

Las opciones de Telefónica Móviles tienen tres precios de ejercicio (11, 16,5 y 7,235 euros). El diseño inicial, en la salida a Bolsa, contemplaba sólo los dos primeros, pero la caída bursátil dejó esos niveles demasiado lejos. Los vencimientos llegarán en enero de 2004, 2005 y 2006. Como hay que ejercer simultáneamente las opciones de las tres clases, a fecha actual no hay plusvalías latentes.

La matriz aguarda al vencimiento

Terra tiene un alto número de acciones propias aparcadas en entidades financieras para dar cobertura a sus planes de opciones. La mayoría de las opciones tiene precios de ejercicio muy altos y no generará plusvalías. La amortización de las acciones reservadas permitirá a Telefónica aumentar su participación en Terra, como es su intención. Pero tendrá que esperar a los vencimientos.

Otras opciones comienzan a expirar

Los planes de opciones de Telefónica no son los únicos que han llegado a su final. TPI fue la primera filial del grupo que salió a Bolsa y sus stock options han comenzado a vencer también este mes de septiembre, aunque hay otras que siguen en marcha. A falta de conocer el precio final de ejercicio con los ajustes por dividendo realizados, los premios de TPI tampoco tienen valor.

Abiertos a toda la plantilla a raíz del escándalo

El escándalo por las fuertes plusvalías logradas por los directivos de Telefónica, con Juan Villalonga al frente, en el primer plan de opciones de la compañía, llevó a la empresa a lanzar un plan dirigido a todos los empleados del grupo. Son unos 30 millones los títulos reservados a dar cobertura a este plan de incentivos. Un total de 75.842 empleados del grupo en todo el mundo se han inscrito.