INE

El importe medio de las hipotecas vuelve a aumentar con una subida del 9% en junio

En junio, el número de fincas hipotecadas, tanto rústicas como urbanas, ascendió a 70.352, lo que supone un aumento del 13,5% respecto al mismo mes de 2002, según ha publicado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta forma, en el primer del año semestre, han aumentado un 10,8% respecto al mismo periodo del año anterior. Esta subida duplica holgadamente la registrada en mayo cuando se incrementó un 6% y confirma el cambio de tendencia tras las caídas de marzo y abril.

El importe medio de capital prestado por finca hipotecada se situó en junio en 105.275 euros, cifra un 9,2% superior a la del mismo mes del año anterior. De esta forma, el total de préstamos hipotecarios alcanzó los 7.408,2 millones de euros en junio, un 24% más.

Del total de fincas hipotecadas, 68.324 correspondieron a fincas urbanas, un 13,8% más que en junio de 2002, cuyo capital prestado sumó 7.127,7 millones de euros, un 23,4% más. El 73,6% de las fincas urbanas hipotecadas en junio correspondió a viviendas construidas, el 10,5% a viviendas en proyecto o construcción, el 13,1% a edificaciones con fines distintos a los de vivienda y el 2,8% restante a solares. Asimismo, durante el mes de junio se suscribieron 2.028 hipotecas de fincas rústicas, un 3,66% más. El importe solicitado por estas hipotecas sumó un total de 278,5 millones de euros, un 40,7% superior al mismo mes de 2002.

Las cajas de ahorros concedieron un total de 4.244 millones de euros en préstamos hipotecarios, mientras que los bancos prestaron 2.689 millones de euros, y otras entidades financieras 444 millones de euros.

Las comunidades autónomas que concentraron el mayor número de fincas hipotecadas por cada 100.000 habitantes en el mes de junio fueron Baleares, con casi 332 fincas, y La Rioja, con cerca de 243. También estas autonomías fueron las que prestaron más capital por habitante (360,80 euros, en el caso de Baleares, y 327,88 euros, en el de La Rioja). Por el contrario, Murcia fue la comunidad con menor número de fincas hipotecadas por cada 100.000 habitantes (103,5) mientras que Extremadura prestó el menor volumen de capital por habitante (80,72 euros).