Venta

Alstom vende su división de transmisión a Areva por 950 millones

El grupo francés Alstom ha cerrado la venta de sus actividades de transmisión y distribución a la compañía pública nuclear Areva por un importe de 950 millones de euros, informó ayer la empresa. Con ello inicia una 'nueva etapa significativa en su programa de cesión de activos'.

'Esta transacción constituye una nueva etapa decisiva en la puesta en marcha del plan de acciones que ya se lanzó el pasado 12 de marzo', señaló el presidente del grupo, Patrick Kron. La división Power Conversión se excluirá de la operación y permanecerá en el seno de Alstom.

La compañía, que atraviesa graves dificultades económicas, había avanzado a principios de esta semana que la venta de estas actividades a Areva se encontraban en su 'fase final'. El negocio de distribución y transmisión es el más rentable de Alstom, pero el grupo se tuvo que resignar a ponerlo en venta para poder respetar su programa de ventas de activos de 3.000 millones.

Este negocio emplea a 28.000 personas y obtuvo un volumen de negocio de 3.600 millones de euros en el ejercicio 2002-2003. La compañía espera cerrar la operación en enero de 2004.

La compañía dice que continuará centrándose en la energía nuclear y en sus actividades de transporte y que no prevé nuevos movimientos.

Sin embargo, fuentes del sector apuntan a nuevas señales de desinversión en algunas de sus negocio y que el gigante alemán Siemens podría estar esperando su oportunidad.