Una línea con dificultades

Fiabilidad del 98% en tiempo de viaje, pero sin garantía de puntualidad

El servicio de trenes que prestará la compañía ferroviaria Renfe a partir del próximo día 11 por la nueva línea de alta velocidad entre Madrid, Zaragoza y Lleida tendrá una fiabilidad en cuanto al cumplimiento de los tiempos de viaje del 98%, según han precisado fuentes cercanas a la explotación de esta infraestructura. Este registro es muy similar al que la empresa logra en los servicios de cercanías de las principales ciudades.

No obstante, ayer el presidente de Renfe, Miguel Corsini, aseguró que en los primeros meses de explotación de la infraestructura no se pondrán en marcha acciones comerciales basadas en un compromiso de puntualidad, tal como ocurre en el AVE de Madrid a Sevilla.

En esta línea la compañía devuelve el dinero del viaje a los pasajeros cuyos trenes se retrasen más de cinco minutos sobre el horario previsto. Los índices de puntualidad en estos servicios del AVE se sitúan por encima del 99,9%.

Las indemnizaciones por demoras del nuevo AVE serán las mismas que se aplican a los Talgo 200, que sólo devuelven el precio con una hora de retraso.

Los responsables de la actividad comercial de Renfe, por otra parte, han defendido la conveniencia de centrar entre Madrid y Zaragoza los servicios que se harán con los dos trenes AVE fabricados por Alstom, que han sido trasladados desde la línea Madrid-Sevilla a la nueva infraestructura.

Demanda

Según sus estudios, es en este tramo donde existe una expectativa de demanda más significativa, mientras que el mercado con destino u origen en Lleida es mucho más restringido.

Finalmente, se ha impuesto un criterio que pretende preservar la imagen de unidad en la explotación de la infraestructura y se ha decidido que todos los servicios AVE y Altaria lleguen hasta Lleida. La llegada del tren a la capital catalana se produce además en víspera de las elecciones autonómicas.

Asimismo, Renfe ha tenido que hacer un esfuerzo importante a la hora de habilitar el material para dar servicio en la línea, ya que los dos trenes AVE se han retirado de la línea Madrid-Sevilla en un momento en que la demanda en esa ruta es muy alta.