Audiencia Nacional

Alierta volverá a ser llamado a declarar como testigo por el 'caso Torras'

El presidente de Telefónica, César Alierta, volverá a ser llamado a declarar como testigo en el juicio oral que se sigue en la Audiencia Nacional por el caso Torras, después de que no compareciera hoy.

Así lo pidió el empresario catalán Javier de la Rosa, quien se enfrenta ahora a una petición de diez años de cárcel por la operación ICSA-Inpacsa, una de las piezas en las que se ha dividido el caso Torras que investiga el destino final y la legalidad de los 46,7 millones de euros de plusvalías obtenidos por la venta de las papeleras ICSA e Inpacsa.

El que fuera máximo responsable de Torras y representante del grupo kuwaití de inversiones KIO en España, y que ahora se defiende a sí mismo en su calidad de letrado, sostiene que Alierta, como fundador y presidente de Beta Capital, participada por el Grupo Torras en un 50%, le acompañó personalmente en varias ocasiones a cerrar operaciones de inversión en terceras compañías.

Además, sostiene que éste sabía perfectamente lo que valían las papeleras y estaba al corriente de la operación investigada, con lo que podría justificar los precios de compraventa, y apoyar así su tesis.

No compareció

Sin embargo, Alierta no acudido hoy a testificar, comprometida su agenda con el Consejo de Administración de Telefónica, en el que ha adoptado importantes decisiones, entre ellas la reestructuración organizativa del grupo y la asunción de las funciones de consejero delegado por parte del propio presidente.

También volverá a ser llamado a declarar el príncipe tailandés Zourab Thckotoua, quien a pesar de haber estado afincado en Mallorca, ha alegado no poder ir a declarar porque reside en Suiza, "aunque por motivos laborales ahora prácticamente vive en Marruecos", según el escrito remitido a la Sala. Sin embargo, el presidente del Tribunal ha amenazado con llevarlo a declarar "conducido por la policía", si se le vuelve a convocar y no acude motu proprio.