Constitución europea

El BCE pide que la Constitución incluya la estabilidad de precios

El consejo de gobierno del BCE emitió ayer un dictamen sobre el borrador de la Constitución europea en el que 'lamenta' que el artículo I-3, relativo a los objetivos de la UE, 'no haga referencia expresa a la estabilidad de precios'.

La autoridad monetaria considera el control de la inflación como la piedra angular de la economía. 'La estabilidad de precios fomenta la confianza en el valor del euro a largo plazo y se traduce en tipos de interés a largo plazo bajos y estables, que, a su vez, fomentan un nivel alto de inversión y, en definitiva, de crecimiento y empleo'.

El BCE también exige que la entidad sea incluida en el artículo I-18, que detalla cuáles son las instituciones de la Unión y en el que no figura la autoridad monetaria. Otra consideración del BCE es la de que debe ser mencionada de forma expresa tanto su independencia como la de los bancos centrales europeos.

Un punto básico para el banco central es instituir el llamado eurosistema, que se refiere al BCE y al resto de entidades centrales. Los expertos del banco proponen que se incluya la frase: 'El Banco Central Europeo y los bancos centrales nacionales de los Estados miembros que hayan adoptado la moneda de la Unión, el euro, formarán el eurosistema. El eurosistema llevará a cabo la política monetaria de la Unión'.

El informe reconoce, no obstante, que el proyecto de Constitución 'simplifica, racionaliza y clarifica el marco legal e institucional de la UE' y que 'aumenta la capacidad de acción de la Unión tanto a nivel europeo como internacional'.

El borrador será la base de la futura Conferencia Intergubernamental, que debe aprobar el texto constitucional europeo definitivo.