Evolución financiera

Onda Cero sanea el balance y pierde en seis meses lo mismo que en todo 2002

El repaso pormenorizado a la evolución financiera en el primer semestre de las filiales que componen el grupo Antena 3 no da pie a muchas alegrías. De las 35 sociedades incluidas en el perímetro de consolidación, sólo cuatro obtuvieron beneficios. El resto forma una cadena de números rojos en los que la única diferencia la marca la envergadura del déficit.

Entre los nombres que componen el listado, Antena 3 brilla con luz propia. La cadena de televisión perdió 100,6 millones de euros, que se quedan en 66,5 millones tras los ajustes de consolidación. Inmediatamente después de la matriz del grupo, son los números rojos de Onda Cero los que saltan a la vista. La emisora de radio ha perdido en seis meses 22,4 millones, casi lo mismo que durante todo el conjunto de 2002, cuando el déficit ascendió a 24 millones.

Crecimiento de ingresos

Y ello a pesar de una mejora operativa que también es evidente. Pese al mal momento que vive la publicidad, los ingresos de Onda Cero crecieron un 7,2%, lo que unido a los incipientes esfuerzos de los nuevos gestores por poner coto al gasto permitió, por primera vez, que la compañía de radiodifusión luciera un Ebitda positivo. Los números negros en esta partida son sólo de 0,8 millones, pero suponen toda una ruptura de la tradición.

El resultado de explotación también refleja una apreciable mejora, aunque sigue en el terreno negativo. Con todo, las pérdidas de Ebit se limitan a 2,7 millones tras amortizar varios fondos de comercio de filiales. De ahí a los 22,4 millones de déficit que muestra el resultado neto hay todavía mucha distancia.

Puesto que la explicación no está en los gastos ni en las amortizaciones, el verdadero responsable de los elevados números rojos es el resultado extraordinario, que ronda los 20 millones y dispara las pérdidas por los saneamientos realizados.

Con estas cifras, Onda Cero se convierte en la responsable del 23% de los números rojos del grupo. La cadena de radio representa, a su vez, el grueso del fondo de comercio del grupo consolidado Antena 3, con 126,8 millones sobre un total de 143,3. La amortización de esa carga de comercio añade una carga que asciende a 3,4 millones de euros al semestre.

Para este ejercicio, y en términos de resultado neto, Onda Cero parece irrecuperable para sus propios gestores. Pero 2003 será el último año de la cadena con pérdidas. El compromiso del grupo Planeta es que Onda Cero sea rentable el año que viene, gracias a los saneamientos realizados este año y a una fuerte contención del gasto.

El sueldo de los presentadores supuso el 27% del gasto operativo

En su objetivo de lograr la rentabilidad el año que viene, los gestores de Onda Cero pondrán un fuerte acento en la contención de costes, tanto generales como de programación.

Y en este campo, tendrán que desandar el camino avanzado en 2002, cuando los costes crecieron casi un 6%. Ahora toca retroceder y las dos partidas que suponen un mayor peso son los gastos de personal y el salario de los presentadores.

La plantilla se lleva el 35,7% de los costes operativos y a remunerarla se destinan 28,6 millones. Pero la partida dedicada a las estrellas está muy cerca, a pesar de que su número es mucho más reducido. En 2002, Onda Cero pagó a sus presentadores 21,4 millones de euros, el 26,7% de los gastos por operaciones.

El resto de los gastos, salvo los costes de programación, son partidas menores, cuyo crecimiento es difícil de frenar porque están muy ligados a la inflación.