Unión Europea

Solbes considera prematuro hablar de sanciones a Alemania o Francia

Solbes intentó ayer no echar más leña al fuego en el pulso que mantienen las principales economías de la eurozona y la Comisión Europea respecto al Pacto de Estabilidad. Pero de sus palabras se deduce que la valoración que Bruselas hace de la situación de Francia y Alemania es radicalmente diferente.

El comisario precisó que el Gobierno francés aún no ha confirmado las informaciones que apuntan que París superará en 2003 y en 2004 el límite de déficit del 3% y que no se situaría por debajo de este hasta 2006. 'Si se confirmaran estas noticias en septiembre, sería un punto de preocupación para la Comisión, que tendría que actuar', dijo.

La incógnita se despejará relativamente pronto. París presenta mañana sus Presupuestos para 2004 y debe plantear un plan a Bruselas de reducción del déficit antes del 3 de octubre, cuando la Comisión presentará su informe de evaluación de los déficit públicos. Hasta entonces, las negociaciones para buscar una salida digna a la situación francesa se sucederán sin pausa.

La situación de Alemania, por el contrario, parece provocar menos recelos en la Comisión, más benevolente con los parámetros germanos. Según Solbes, Alemania y Portugal, a la que se le abrió el año pasado expediente por déficit excesivo, podrían no superar este año el límite del 3%, lo que de confirmarse reduciría el enfrentamiento por el Pacto de Estabilidad a Francia.

El comisario explicó que Portugal se encuentra ahora en un nivel de déficit del 2,9% del PIB, con lo que 'cumpliría los compromisos' del pacto. Alemania, por su parte, dependerá del cierre de este ejercicio 'como punto de partida para saber sus ingresos y gastos del próximo año', aseveró.

Bruselas hizo ayer públicos los datos de déficit y deuda correspondientes al ejercicio de 2002. Francia, con un déficit del 3,1% del PIB, y Alemania, con el 3,5%, registraron los mayores saldos negativos de la eurozona.

Por el contrario, Portugal logró reducir su déficit del 4,2% hasta el 2,7% del PIB. Según el portavoz de la Comisión, Gerassimos Thomas, Bruselas esperará a confirmar que este año el déficit mantiene una tendencia a la baja para sacar a Portugal del procedimiento de déficit excesivo.

æpermil;ste es, precisamente, el procedimiento que tratan de evitar Francia y Alemania, y que la Comisión no dudo en aplicar en el caso portugués, aunque finalmente no se le impusieron sanciones económicas.

'El avance en las reformas es cada vez más acuciante'

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pedro Solbes, urgió ayer el avance en las reformas estructurales en la UE por considerar que su aplicación 'es cada vez más acuciante'. Estas reformas, relativas a la mejora de los mercados financieros, de trabajo y de productos, podrían implicar 'problemas' a corto plazo para los países, pero 'grandes beneficios' a largo plazo, aunque 'puedan ser impopulares'.

Solbes recordó que estas reformas estructurales permitirán equilibrar el crecimiento de Europa con el de Estados Unidos, que todavía 'es claramente desfavorable' para la Unión Europea, aunque 'han sido distintos', dijo.

España tuvo superávit del 0,1% en 2002

La agencia de estadísticas comunitaria, Eurostat, corrigió ayer los datos macroeconómicos sobre el ejercicio de 2002 que fueron enviados provisionalmente en marzo por cada uno de los 15 Estados miembros.

Para el caso de España, Eurostat ha revisado ahora a la baja el déficit fiscal presentado por el Ejecutivo español (el 0,1% del PIB) hasta lograr un ligero superávit del 0,1% en 2002.

La corrección se debe al mejor comportamiento de la Seguridad Social, cuyo superávit final ha sido del 0,8% del PIB, frente al 0,7% presentado en marzo, según informaron a este diario fuentes del Gobierno. El excedente de la Seguridad Social ha servido para compensar el déficit del Estado central (que al final ha quedado en el 0,49% del PIB), el de las comunidades autónomas (0,25%) y el de las corporaciones locales (0,09%), informa Bernardo Díaz. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, calificó ayer de 'histórico' el dato ofrecido por Bruselas, ya que se trata de la primera vez en 25 años que España consigue superávit fiscal para el conjunto de sus Administraciones públicas.

El ministro atribuyó los buenos resultados a la política presupuestaria y al saneamiento de las cuentas públicas, 'gracias a las cuales las empresas y las familias se financian mejor, se reduce la carga de intereses que soporta el Estado y se pueden bajar los impuestos'. La ratio de deuda pública se ha rebajado del 56,8% hasta el 53,8% del PIB.

Bruselas también revisó ayer las cuentas de España para el año 2001. En este caso, la revisión del déficit ha sido al alza. El presentado por Madrid fue del 0,13% del PIB. Eurostat lo ha elevado ahora al doble (0,27%), debido a un peor comportamiento de las comunidades autónomas.

Para el conjunto de la zona euro el déficit público se situó de media en el 2,2% del PIB en 2002; y la deuda, en el 69% del PIB.