Tecnología

Microsoft entra con fuerza en el mundo de los móviles

Ambas multinacionales han explicado que el próximo octubre lanzarán conjuntamente nuevos teléfonos de Motorola con el sistema operativo de Microsoft, y que serán distribuidos a través del operador Orange en Europa, ATT&T Wireless en EE UU y otros distribuidores autorizados en Europa y Hong Kong. La compañía de Bill Gates reconoce estar negociando con otros operadores de telefonía, también es España, pero asegura que aún es pronto para dar nombres.

Aunque el nuevo móvil MPx200 de Motorola, con un giga de memoria, no es el primero en salir al mercado con el software de Microsoft (Orange ya lanzó otro en octubre de 2002), sí se trata del primero fabricado por uno de los líderes en telefonía móvil, ya que la compañía que suministró el primer terminal con el software SmartPhone de Microsoft fue la taiwanesa High Tech Computer.

'Sin duda, el acuerdo entre Motorola y Microsoft supone un paso decisivo para los intereses de Microsoft en este área', señala Jaime García Cantero, de la consultora IDC, quien explica que la compañía de Bill Gates no había cosechado hasta ahora grandes éxitos. Los grandes líderes de la telefonía móvil se le habían resistido, en gran parte porque muchos fabricantes de terminales temían que Microsoft monopolizara el mundo del software para móviles como ha ocurrido en el entorno del PC.

La alianza con Motorola, que supone una avanzadilla interesante para Microsoft, se presenta, en cambio, como una firme amenaza para Symbian, el consorcio que ha desarrollado la plataforma de software más utilizada de la industria de la telefonía, que cuenta con el apoyo de gigantes como Nokia, Matsuhita, Sony Ericsson o Psion. El consorcio, que ha sufrido hace unos días el abandono de Motorola en sus filas tras vender sus acciones, controla hoy cerca del 50% del mercado mundial de dispositivos móviles.

El futuro de Symbian

'El movimiento de Motorola no nos extraña, porque está trabajando con distintos softwares con Linux, con su sistema operativo propio, con el de Microsoft y con Symbian', dice a Cinco Días Kai íistämo, vicepresidente de Nokia Mobile Phones. Según el directivo, la apuesta de Nokia por Symbian 'es firme. Es el mejor sistema operativo para dispositivos móviles'. Tras los últimos acontecimientos, Nokia se ha convertido en el máximo valedor de Symbian, incluso ha mostrado interés en convertise en su máximo accionista, con un desembolso de unos 53 millones de euros. Pero esto tiene también sus riesgos. 'Si Nokia toma la mayoría de Symbian, el resto de fabricantes de móviles comenzaría a buscar alternativas, ya que verían a Symbian como una mera extensión de los desarrollos internos de Nokia', afirma Per Linberg, analista de Dresdner Kleinwort Sasserstein. La guerra sigue abierta.

La apuesta de Samsung, en el punto de mira

Tras el movimiento de Motorola a favor de Microsoft, las miradas se dirigen ahora a Samsung, el tercer fabricante en el ranking mundial de telefonía móvil, tras Nokia y Motorola. La firma coreana desarrolla equipos tanto con sistema operativo Symbian como Microsoft, pero lo cierto es que, pese a aparecer como uno de los socios más sólidos de la compañía de Bill Gates, aún no ha lanzado ningún teléfono con el software del gigante de Redmon. Este hecho ha generado especulaciones sobre la salud de esta alianza, que, según David Solana, director de Movilidad de Microsoft Ibérica, 'sigue en pie'.

La firma de Gates, que asegura que la base potencial de clientes de su nueva plataforma se situará en los 250 millones, no ha querido desvelar sus objetivos pero afirma estar contenta con sus progresos. 'Microsoft tiene una paciencia enorme y la apuesta es a largo plazo', añade Solana.