Traslado

Holanda será la sede de la alianza brasileña de Telefónica y PT

Entre Holanda y Brasil hay más de 9.800 kilómetros de distancia, pero esto no ha impedido que el país europeo se haya convertido en la sede de la sociedad conjunta brasileña entre Móviles y Portugal Telecom.

La elección no es fruto de la casualidad, sino de una intensa búsqueda motivada por las peculiaridades de la legislación de Brasil. Según expertos jurídicos consultados, el país brasileño tiene una normativa bastante compleja para el tema concreto que Telefónica y Portugal Telecom se traían entre manos: la constitución de una sociedad. A ello se unieron los descartes tácitos de España y Portugal, que no podían convertirse en sedes para que ninguna de las socias jugara con ventaja.

Así que las aliadas comenzaron a estudiar países candidatos en Europa y Holanda surgió como la opción más favorable, por la sencillez de su legislación sobre constitución de sociedades, según consta en los últimos informes remitidos por Telefónica Móviles y Portugal Telecom a la SEC (la Comisión del Mercado de Valores de EE UU, por sus siglas en inglés).

La operativa y el día a día de Brasilcel están, por descontado, dirigidos desde Brasil, pero la elección de una sede holandesa tiene importantes repercusiones. La constitución del consejo no ha sido fácil. Según la normativa local, el máximo órgano de administración de las sociedades tiene que tener 20 miembros, y 10 deben ser residentes en Holanda. Puesto que ni Telefónica Móviles ni Portugal Telecom tienen allí operativa directa relacionada con el negocio celular -no tienen personal, por tanto- han tenido que recurrir a consejeros independientes y a sus asesores financieros y jurídicos para cubrir las plazas.

También hay efectos legales. La alianza se regirá por las leyes holandesas, pero las propias socias se han comprometido a que todo lo relacionado con la sociedad y el acuerdo de integración se dirima bajo sus normas. En previsión de desacuerdos entre ellas, ya está fijado el tribunal de arbitraje que solucionará los conflictos.

Pese a todo el entramado legal y societario, Holanda no será eternamente la sede de Brasilcel. Telefónica Móviles y Portugal Telecom no descartan retornar la alianza a Brasil cuando la sociedad ya esté consolidada.

Brasilcel no es la única filial de Telefónica con sede en Holanda. Además de las empresas con fines financieros, el grupo también decidió que el país europeo fuera la residencia de Atento, aunque en ese caso se trataba de una empresa global con presencia en cuatro continentes.

Más de dos millones de clientes en Chile

Chile ha revalidado su condición de tercer mercado latinoamericano de Telefónica Móviles. La operadora que gestiona el negocio celular en este país ha superado los dos millones de clientes, después de sumar 56.000 usuarios desde el cierre del semestre.

La compañía cree que este crecimiento se explica por el lanzamiento, en abril pasado, de una nueva red GSM, con capacidad para GPRS (la denominada generación 2,5). El despliegue de esta infraestructura ha permitido dar cobertura en todo el país y ha hecho posible el desarrollo de nuevos servicios de valor añadido, la ampliación de la oferta de equipos para los clientes y el impulso de la actividad comercial.

La suma de clientes ha permitido a Chile marcar distancias con Argentina y desbancar a este país en su aportación a los resultados de Telefónica Móviles. A cierre del semestre, la filial argentina contaba con 1,6 millones de clientes. Por encima de Chile se sitúa México, con 2,54 millones de usuarios; y, por supuesto, Brasil, con 17,5.