Reacciones

El Gobierno espera una inflación del 2,5% para finales de otoño

El secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, ha afirmado que los datos del IPC han dejado un ¢regusto agridulce¢ por el repunte de la inflación, contrapuesto al positivo descenso de la subyacente, que está en su nivel más bajo desde octubre de 2000.

De Guindos prevé que en los próximos meses se produzca una desaceleración desde el 3% actual hasta el entorno del 2,5% a finales de otoño o a principios de invierno, debido al comportamiento de la subyacente, a la mejora de los precios de los combustibles y la nueva apreciación del euro.

Sin embargo, el ministro de Trabajo y Portavoz del Gobierno, Eduardo Zaplana, aseguró hoy que el IPC del mes de agosto es ¢ absolutamente normal¢ en estas fechas y consideró que ¢no supone ningún problema mientras la inflación esté en el 3%¢. En declaraciones a Telecinco, Zaplana valoró así el dato de inflación, que subió el 0,5% en agosto, y del 3% en tasa interanual.

La CEOE ve un dato esperanzador en la suyacente

El descenso de una décima en la tasa interanual de la inflación subyacente, que bajó al 2,8%, es "el referente más esperanzador" de la evolución de los precios en los próximos meses, según CEOE. Las causas de la escalada al 3% del IPC hay que buscarlas, en su opinión, en dos situaciones coyunturales de oferta, como son la evolución de los alimentos frescos por la desfavorable meteorología estival y el mantenimiento del precio del crudo por encima de la banda prevista.

Mal dato para la oposición

Por su parte, el secretario de Política Económica del PSOE, Jordi Sevilla, ha manifestado que el dato de agosto muestra que los precios crecen más que la propia economía o el empleo. ¢Actualmente somos el país de Europa en el que más aumentan los precios y tenemos el Gobierno al que menos le preocupa", añadió, subrayando que los principales perjudicados son las familias españolas, que ven ¢reducido su poder adquisitivo¢, y las empresas, que ¢continúan perdiendo competitividad¢.

El secretario de Economía de IU, Salvador Jové, criticó hoy ¢el conformismo y la autocomplacencia¢ del Gobierno en relación con el IPC, así como su falta de iniciativas para abordar la inflación, y exigió la rápìda revisión del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Jové lamentó que el Gobierno "recurra de nuevo a la excusa de que la fuerte subida de agosto sea coyuntural y que se corregirá en los próximos meses", afirmando que "suena ya a disco rayado".

UGT pide también la revisión del salario mínimo

Desde Comisiones Obreras se ha resaltado que el IPC ha tenido un comportamiento ¢más alcista del registrado en 2002¢, y considera que ¢ante el triunfalismo del Gobierno con los últimos datos de crecimiento económico (0,7% en el segundo trimestre del año) frente a los vecinos europeos, la inflación muestra el otro lado de la moneda¢. Por ello, CCOO denuncia que frente a la "moderación salarial" que se exige a los trabajadores, el Ejecutivo permanezca ¢impasible¢ frente al fuerte diferencial de precios en un momento de estancamiento de la economía mundial, ¢contribuyendo así a una menor competitividad de nuestros productos en el exterior¢.

UGT ha afirmado que el dato del IPC de agosto ha sido el mayor incremento de precios en dicho mes desde 1994, y señaló que "la persistente inflación evidencia el fracaso de la política económica del Gobierno". el sindicato ha exigido que se revise el SMI, que viene perdiendo poder adquisitivo año tras año; que se actualicen las rentas derivadas de prestaciones sociales al menos en igual cuantía que la desviación de la inflación, y que se realicen unos Presupuestos Generales del Estado para 2004 realistas, que pongan el acento en la reactivación económica y en la creación de empleo