Naviera

Matutes dice ahora no tener prisa en salir de Trasmediterránea

El empresario ibicenco y ex ministro Abel Matutes ha asegurado hoy que no tiene ninguna prisa en vender la participación que posee en Trasmediterránea, que asciende al 12% del capital. Matutes, que se declaró "realmente muy honrado y muy a gusto" como accionista de la antigua naviera pública, ha explicado que su grupo tiene intención de "seguir trabajando con la vista puesta en el futuro".

El grupo balear pidió en julio a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) que le permitiera vender su capital en Trasmediterránea con motivo de la adquisición del 42% del accionariado de Balearia, directa competidora. La SEPI, sin embargo, le negó dicha autorización al considerar que no existen circunstancias "sobrevenidas y excepcionales" para la venta. "Haremos lo que tengamos que hacer y desde luego siempre con un escrupuloso respeto a los contratos que tenemos firmados entre los socios y con la Administración", ha dicho hoy el que fuera primer ministro de Exteriores del Partido Popular.

Falta de rentabilidad

Matutes, que también es vicepresidente de la Alianza para la Excelencia Turística (Eceltur), ha asegurado que se está produciendo una "clara recuperación" de la actividad del sector, aunque todavía "no se puede traducir en rentabilidad empresarial". Además, ha indicado que, desde su punto de vista, existe una sobreoferta en destinos nacionales.

En cualquier caso, el empresario se congratuló por el comportamiento del turismo nacional, "claramente mejor" que la mayoría de los países del Mediterráneo y Europa Central, y habló de "optimismo" de cara al futuro si se van poniendo en marcha las orientaciones que se han propugnado. Sin embargo, ha reconocido la "importante caída" del turismo alemán en Baleares.