Coyuntura

Duisenberg se despide del Parlamento apelando al cumplimiento del Pacto

En su última comparecencia ante la comisión de Economía y Asuntos Monetarios del Parlamento Europeo, Wim Duisenberg ha tildado de inaceptable el incumplimiento, por parte de ocho de 12 países, de lo que habían prometido: un Pacto de Estabilidad que ahora piden flexibilizar o esquivar, tras "desaprovechar periodos económicamente buenos". Aún así, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Pedro Solbes, aseguró hoy que, de momento, "no es posible poner entre paréntesis el Pacto".

Respecto de las causas de la lenta recuperación económica [Italia también confirma la recesión técnica y Bruselas rebaja dos décimas su previsión para la eurozona], destacó que falta "confianza" entre los consumidores y los inversores debido a la "falta de voluntad política por parte de los líderes, sindicatos y patronal para tener más arrojo en los cambios que tanto se necesitan en Europa". Asimismo, el dirigente holandés aseguró que el cumplimiento de las políticas macroeconómicas en los últimos años de algunos Estados miembros" no han estado a la altura de lo que se esperaba".

Un recordatorio que no es nuevo, como tampoco lo es su reiteración de que los tipos de interés actuales son los "adecuados", a la luz de que el Indice de Precio de Consumo (IPC) armonizado en agosto se situó en el 2,1% "y no existen riesgos de presiones inflacionistas a corto plazo". Duisenberg adelantó que, según sus estimaciones, el IPC anual de 2003 se situará en torno a o ligeramente por encima del 2%.

Cuatro en recesión

La revisión de la Comisión Europea se produce al día siguiente de haber publicado el PIB del segundo trimestre, que arrojaba un crecimiento negativo de una décima en la eurozona y un estancamiento en la media de los Quince. Según estos datos, cuatro países (Alemania, Italia, Holanda y Portugal) están en recesión técnica al acumular dos caídas consecutivas. Hoy mismo el Gobierno italiano confirmaba la contracción. Otros cuatro países más (Francia, Bélgica, Dinamarca y Noruega) experimentaron un crecimiento negativo.

La Comisión confía, sin embargo, en que la economía experimente una recuperación a finales de año, basada especialmente en la mejorar de la confianza de los consumidores, el comportamiento del sector al detalle y la mejora del ambiente internacional y las bolsas.

Alemania

Sobre el crecimiento y su repercusión en el Pacto también ha hablado hoy el canciller alemán, Gerhard Schröder. Según él no se debe sacrificar la recuperación económica para respetar estrictamente el tope del 3% de déficit público. Además, criticado a los países que reclaman sanciones financieras a Alemania y Francia por no contener sus déficit. En este sentido, se refirió a España, cuyo PIB creció un 0,7% en el segundo trimestre. "Está muy bien, pero no es muy difícil cuando más del 1% del PIB procede de las ayudas de Bruselas en las que Alemania ha contribuido con más del 25%", afirmó.

Duisenberg considera adecuado el nivel actual de los tipos

El presidente del BCE, Wim Duisenberg, ha calificado de adecuados los niveles actuales de los tipos de interés en la zona euro, a la luz de que el IPC armonizado en agosto se situó en el 2,1% y no existen riesgos de presiones inflacionistas a corto plazo. Duisenberg, que participó en su último diálogo macroeconómico con el Parlamento europeo, informó de que sus estimaciones el IPC anual de 2003 se situará en torno al 2%. Asimismo, aseguró que las políticas macro en los últimos años de algunos Estados miembros no han estado a la altura de lo que se esperaba. "Algunos países no han mostrado la voluntad suficiente para cumplir el Pacto", concluyó el holandés.