Coyuntura

El IPC alemán se mantiene estable y coloca la interanual en el 1,1%

Los precios al consumo en Alemania no experimentaron en agosto cambio alguno respecto a julio, pero la inflación interanual se situó en el 1,1%, tras haber registrado un 0,9% hasta el fin del mes anterior. Según los datos publicados hoy por la Oficina Federal de Estadística, las carnes y frutas experimentaron un descenso del 1,1% y del 0,7%, respectivamente, en relación a julio, mientras que el pescado subió un 2%.

Los precios de los carburantes no influyeron en la evolución interanual, ya que, según dicho departamento, también sin contar ese apartado se hubiera registrado ese aumento del 1,1% respecto al pasado año. Los servicios sociales, como guarderías y asilos de ancianos y asistencia ambulante a impedidos experimentaron incrementos interanuales del orden del 6,6% y el 4,9%. Subieron asimismo respecto al año anterior los servicios deportivos y de ocio en un 3,5%.

Crecimiento del 0,5%

Este anuncio coincide con la publicación en el diario Die Welt de una información que asegura que el Gobierno de Gerhard Schöder trabaja con una previsión de crecimiento para este año de un 0,5%, en lugar del 0,75% oficial. De acuerdo con esa fuente, el Ejecutivo se propone mantener esta previsión hasta noviembre, en que se presentarán las cifras de recaudación fiscal, pero trabaja ya internamente con el pronóstico rebajado.

El ministro germano de Finanzas, Hans Eichel, defiende hoy ante la Cámara Baja del Parlamento (Bundestag), en primera lectura, sus presupuestos para 2004, que prevén un gasto del orden de 251.200 millones de euros y un endeudamiento de 28.800 millones. Eichel había admitido que un bajo crecimiento sería un "factor de riesgo" para su plan presupuestario. El PIB alemán experimentó en el segundo trimestre del año un descenso del 0,1% respecto al primero, en que a su vez se había experimentado un retroceso del 0,2% en relación al anterior