Agenda

La semana entrante vendrá cargada de datos macro de EEUU

Del otro lado del Atlántico han llovido estos días alegres noticias, entre las que cabe destacar la caída de las peticiones de subsidio de desempleo, teniendo en cuenta que el panorama laboral es el que más preocupa en ese país. Asimismo, la publicación del índice de la Fed de Filadelfia, reflejo del buen comportamiento de la actividad manufacturera, ha contrastado con los signos de debilidad que de la economía europea.

El lunes, EEUU dará a conocer la cifra de venta de viviendas, que desde Safei calculan puede ascender a 5,9 millones, desde los 5,83 anteriores. Durante los días laborables siguientes, se publicarán datos que pulsarán el estado de la actividad: pedidos de bienes duraderos de julio, para los que vaticinan una caída al 1% desde el 2,3% de junio; el PIB del segundo trimestre­los analistas coinciden en que podría crecer hasta el 3%, desde el 2,4% anterior-, y gerentes de compras de Chicago, para el que se espera una ligera caída frente al dato anterior, sin olvidar el fuerte repunte que registró en julio.

La confianza del consumidor de agosto y el dato de consumo personal relativo al segundo trimestre, ambos con buenos augurios, completarán el goteo de anuncios estadounidenses.

Zona Euro

En la eurozona, la cita más relevante será el viernes con el IPC de agosto, cuya última tasa interanual se situó en el 1,9%. En Renta 4 sostienen que los precios se verán favorecidos por la apreciación del euro, que cotiza frente al dólar un 14%-15% por encima de como estaba hace un año, y ello a pesar del incremento interanual del precio del crudo del 10%. De mantenerse este escenario "de malos datos macro europeos e inflación controlada, podríamos ver una renovación de expectativas de bajadas de tipos para los próximos meses en Europa", aseguran sus analistas.

La primera economía de la región, que tanto alarma desde hace meses, se enfrentará el martes al dato del IFO de este mes. Podría traer consigo una grata sorpresa, dicen los expertos, a juzgar por las expectativas de recuperación que arrojó el índice coyuntura del también germano Zew, tras beneficiarse de un espectacular aumento.

No obstante, el Bundesbank, ya ha advertido estos días de un exceso de optimismo en ese sentido, alentado por los últimos buenos datos de confianza publicados, que no se acaban de trasladar a los datos de actividad real. También en Alemania se publicarán la víspera los precios de importación y el dato del IPC del mes de agosto, que se calcula caerá dos décimas, situándose la interanual en el 1%.

En España, sólo dos citas: el lunes, con los precios de producción, que se abarataron una décima en junio y dejaron la tasa interanual en el 0,9%, y el viernes, con la evolución de las ventas minoristas, que adelgazaron siete décimas en julio.