Coyuntura

La economía francesa se contrajo inesperadamente en el segundo trimestre

No se cumplieron las previsiones que apuntaban que el PIB confirmaría el estancamiento de la economía francesa con un dato plano. El PIB de Francia en el segundo semestre, uno de los datos europeos más esperados en la jornada de hoy, ha descendido un 0,3%.

Aunque Francia no ha entrado en recesión, lo que ocurre cuando se acumulan dos trimestres consecutivos de descenso del PIB, como es el caso actualmente de Alemania, Italia y Holanda, ya es el segundo trimestre de los tres últimos en el que su economía decrece. En el último de 2002, el PIB francés disminuyó algo más de un 0,05%.

Este mal dato ha venido a sumarse a la ya pesimista situación existente en la eurozona, en la que Alemania e Italia proporcionan ya dos trimestres consecutivos de contracción de la economía.

En el segundo trimestre de 2003, los gastos de consumo de los hogares franceses bajaron un 0,2% y contribuyeron negativamente en 0,1 puntos en el crecimiento del PIB. Desde que llegó al poder hace algo más de un año, el Gobierno conservador de Jean-Pierre Raffarin apostó por la bajada de impuestos para relanzar el consumo de los hogares y así favorecer el crecimiento económico francés. También las exportaciones francesas experimentaron una disminución de un 0,6% en el segundo trimestre, tras la revalorización del euro que en el último año subió un 16% frente al dólar, lo que ha repercutido negativamente en el dato presentado hoy.