Coyuntura

Alemania volverá a superar el límite de déficit en 2004

El Banco Central considera, sin embargo, 'bienvenida en principio' la reducción de impuestos que el Gobierno de Gerhard Schröder prevé adelantar a 2004, en lugar de aplicarla en 2005. La medida, encaminada a impulsar el crecimiento, conlleva riesgos que el Bundesbank reconoció en su informe de agosto.

La autoridad monetaria alerta sobre el hecho de que no haya una fuente de ingresos adicional, cuando el recorte de impuestos reducirá 15.000 millones de euros la entrada de capital a las arcas del Estado. Según los datos actuales, el país corre el riesgo de rebasar 'no sólo sus propios límites nacionales de endeudamiento, sino también el límite del 3%' del PIB exigido por el Pacto de Estabilidad.

Alemania incumplirá el pacto en 2003, cuando su déficit alcance el 3,6% del PIB, y el año anterior, con el 3,5%.

Si el próximo año la situación se repite, se produciría una crisis política, porque la Comisión se reserva el derecho de aplicar sanciones cuando se acumulan tres años de déficit superior al 3%.

De hecho, Solbes reconoció ayer que es posible que así pase. En una entrevista concedida al Financial Times Deutschland, el comisario de Economía asegura que 'si Alemania infringe el tope del 3% el próximo año, presentaremos una recomendación al Ecofin'.

La Comisión publicará sus previsiones en noviembre, sobre las que podrá aplicar sanciones. Según los cálculos hechos por el propio Gobierno alemán, para cumplir con el Pacto es necesario que la economía crezca a un ritmo del 2% este año, algo por lo que muy pocos economistas apuestan.

No obstante, el Bundesbank aporta cierto optimismo en su informe. El banco confía en que 'la economía se recupere en lo que queda de año y salga de su actual tendencia al estancamiento'.

El PIB retrocedió un 0,1% en el segundo trimestre del año y el país se encuentra técnicamente en recesión. La caída de las exportaciones y la ausencia de una demanda interna que supla las ventas al exterior han provocado la contracción.

Pero Alemania no es el único país con riesgo de ser sancionado. Un portavoz de la Comisión declaró ayer a la agencia France Presse que pese a que 'hay diferencias a tomar en cuenta entre los dos países, la filosofía de los comentarios de Solbes puede aplicarse a Francia'.

El primer renuncio del Presupuesto

El Presupuesto de 2004 del Gobierno alemán sufrió ayer su primer revés cuando el Ministerio de Finanzas admitió que no se van a poder eliminar las ayudas por transporte que se dan a los trabajadores, como estaba previsto, informa Reuters.

Con la intención de ahorrar en un momento en el que el Pacto de Estabilidad peligra de nuevo, el Gobierno tenía previsto poner fin a una rebaja de impuestos a los trabajadores que deben desplazarse hasta 20 kilómetros para ir a trabajar. El ministerio señaló, sin embargo, que está estudiando cambios en la propuesta. El Gobierno federal tenía previsto ahorrar 502 millones de euros el próximo año con la eliminación de las ayudas para distancias cortas.

El giro en esta política llegó una semana después de que la propuesta fuera formalmente presentada como parte de un paquete de medidas para tapar agujeros en el Presupuesto de 2004 y financiar el recorte de impuestos, de 15.000 millones de euros.