Informática

Revés judicial para Microsoft por violar patentes de Internet

Una vieja demanda por infracción de patentes contra Microsoft interpuesta a principios de 1990 por Eolas Technologies, una empresa de Chicago especializada en herramientas para aplicar a los motores de búsqueda en Internet, se acaba de resolver a favor de esta última y de la Universidad de California.

Un tribunal federal de Chicago sentenció al gigante informático a indemnizarles con 521 millones de dólares, de los que la Universidad percibirá un 25%, dado que este centro desarrolló y patentó en 1993 los métodos por los que un buscador de Internet puede acceder a programas interactivos y otras aplicaciones. Microsoft utilizó esta tecnología para su navegador Internet Explorer, que resultó crucial para ganar la mano a Netscape Navigator.

En 1994, la Universidad de California otorgó a Eolas la licencia sobre sus patentes. Eolas cuenta con 150 accionistas y un único empleado en nómina, su presidente, Michael Doyle, que fue el director del proyecto de investigación de esta tecnología en aquella universidad.

Pero Microsoft se apresuró ayer a asegurar que apelará el dictamen del jurado de Chicago. Argumenta que las patentes de Eolas no tienen validez, porque la tecnología en cuestión ya estaba desarrollada. Atribuye su invención a Rei Wei.

Este revés judicial se suma al que recibió el miércoles por parte de las autoridades de la Competencia comunitarias, que abrieron una investigación contra la compañía hace cuatro años. La Comisión Europea afirma que tiene pruebas de que Microsoft ha utilizado su dominio en el mercado de los ordenadores personales 'como palanca para imponerse en el de los servidores de gama baja'. En la investigación, el programa de reproducción audiovisual Windows Media Player está en el ojo del huracán.

El tercer virus de Windows llega a Europa

En las últimas 48 horas, un virus informático de nueva generación amenaza con colapsar los ordenadores que funcionan con las versiones más modernas del sistema operativo Windows (2000 y XP). La empresa de seguridad estadounidense Symantec reconoció ayer que ha detectado el nuevo gusano -bautizado con los nombres de Blaster o Luvsan- en 57.000 sistemas informáticos de los 160.000 que observa en aquel país.

Blaster es el tercero de los virus más dañinos que, después de los llamados Slammer y Códido Rojo, tiene por objetivo el célebre sistema operativo de Microsoft. Frente a sus predecesores, el Blaster no se propaga por el correo electrónico, sino a través de los programas que permiten a los ordenadores compartir información.

El vicepresidente de Network Associates, Vincent Guliotto, aseguró a Bloomberg que el nuevo virus se propagó ayer a primera hora por Europa. De hecho, el Ministerio de Ciencia y Tecnología español lanzó una alerta sobre este virus, que calificó de 'peligrosidad alta'.