Demanda

Vivendi logra congelar la indemnización por despido a Messier

La multinacional francoestadounidense de comunicación Vivendi Universal informó ayer que el Tribunal de Comercio de París la ha autorizado a congelar la indemnización por despido de su ex consejero delegado Jean-Marie Messier por importe de 20,5 millones de euros, dado que ésta no fue autorizada en su momento por el consejo de directores ejecutivos de la compañía.

Messier consiguió el pasado 30 de junio que un tribunal de Nueva York sentenciara a la compañía a pagarle esta indemnización por sus servicios, puesto que ésta se especificaba en su contrato para dirigir las operaciones de Estados Unidos. Su sucesor en el cargo, Jean-René Fourtou, calificó en aquel momento de 'escándalo' esta decisión y decidió no acatarla. El veredicto francés a favor de congelar este pago hasta que lo aprobara la junta de accionistas llegó dos semanas después que el del tribunal estadounidense.

El Tribunal de Comercio de París también autorizó a Vivendi Universal a citar 'en breve plazo' ante esta instancia judicial a Messier y al ex director financiero del grupo Eric Licoys, a fin de reclamarles una indemnización 'por daños y perjuicios', que no deberá superar la cantidad que ahora se ha embargado a Messier junto con las costas del juicio. Vivendi Universal afirmó ayer que ambos procedimientos 'están en marcha'.

El ex presidente de Vivendi fue destituido en su cargo en julio del año pasado, tras haber llevado a la compañía a una delicada situación financiera por una agresiva estrategia de compras que consiguió hacer del grupo de aguas francés un gigante de los medios de comunicación.

El pago de la indemnización costaría demasiado caro al grupo, inmerso en un proceso de venta de activos para conseguir liquidez por todos los medios. Tras reformular sus cuentas ante las autoridades supervisoras del mercado de valores estadounidense (SEC) de acuerdo con los principios contables de aquel país, las pérdidas de la compañía el año pasado ascendieron a 44.447 millones de euros, frente a los 23.301 millones publicados por Vivendi en Francia.

División de ocio

Vivendi comunicó el mes pasado a la SEC que la venta directa no es la única opción que maneja para la filial de ocio, Vivendi Universal Entertainment (VUE). 'En paralelo, estamos también explorando la posibilidad de colocar en Bolsa del 25% al 30% del capital de VUE en una oferta pública de venta inicial', precisó la compañía.

VUE gestiona básicamente el negocio de cine y televisión de pago del grupo francés en Estados Unidos, así como los parques temáticos de entretenimiento. La compañía tiene cinco ofertas encima de la mesa y ha fijado un precio mínimo de 11.500 millones de dólares. Si las ofertas son atractivas, Vivendi renunciaría a colocar en Bolsa su filial.

Por su parte, las autoridades de la Competencia comunitarias decidirán en diciembre sobre la adquisición de Vivendi Universal Publishing (VUP) por el grupo francés Lagardère, las dos principales editoriales galas.