Recuperación

La banca europea, una vía para apostar por la recuperación

Comprar bancos europeos es una manera de apostar por la recuperación económica. Este sector fue, a partir de octubre del año pasado, el más castigado por el temor de que la crisis económica derivase en una contracción del crédito. Superados estos miedos, el índice Euro Stoxx de banca ha subido un 14,9% en el año y un 32% desde mínimos. La agencia de calificación crediticia Moody's respaldó la tendencia del mercado al afirmar, la semana pasad, que 'el sector financiero nunca estuvo cerca de una crisis verdadera, ni siquiera en 2002 y 2003, cuando muchos participantes del mercado esperaban el peor desenlace'.

Los resultados del primer semestre han mostrado la mejora de la que habla Moody's. Las entidades han reafirmado o superado las perspectivas que tenía el mercado, y eso se ha notado en las cotizaciones. Los analistas de Goldman Sachs, que ayer elevaron la calificación de Deutsche Bank, consideran que el segundo trimestre de 2003 ha registrado los mejores resultados para el sector desde que comenzó la crisis y que las cuentas del conjunto del año batirán las expectativas.

Más beneficios

La mejora de resultados ha estado posibilitada por la fortaleza de las cuentas en el segmento de banca minorista, donde la banca ha resistido la presión de las bajadas de tipos. En la banca al por mayor, no obstante, las entidades todavía sufren el mal momento de los mercados.

Los analistas de Credit Suisse añaden que la apuesta por la banca es la más apropiada en un escenario de recuperación tibia. 'Si es rápida, los tipos de interés subirán, y si es débil, el crédito no crece'. La entidad suiza también considera que las valoraciones son atractivas, a pesar de la caída desde mínimos. Asimismo, la caída de los diferenciales de crédito indica un próximo descenso de los impagos.

El segmento más delicado del sector es la banca alemana, donde la banca se ha contagiado de la erosión de la calidad crediticia y, además, han sufrido severos deterioros en el valor de sus carteras industriales. Moody's afirma que las entidades han recortado costes, reestructurado sus negocios y reducido riesgos de concentración de créditos y de activos. El reto será aumentar los ingresos pero, como explican los analistas, 'este tipo de problemas, aún molestos, están muy lejos de una crisis de liquidez o solvencia'.

Aunque la cautela es la recomendación dominante en los informes sobre banca alemana, el castigo recibido por estos valores anteriormente los coloca entre los mejores del sector. Así, Commerzbank es el mejor del sector desde mínimos, con un avance del 142%, mientras Hypovereinsbank ha ganado el 88% y Deutsche Bank, el 54%. En cualquier caso, numerosas entidades de fuera de Alemania también han marcado revalorizaciones de similar calibre.