Previsión

El sector agrario advierte de fuertes pérdidas si persiste la ola de calor

Las organizaciones agrarias han expresado su preocupación por las consecuencias de la ola de calor, que provocará una disminución de la producción y del tamaño de los frutos, por la rápida maduración y la falta de agua; aunque matizaron que es "demasiado pronto para evaluar o determinar las pérdidas económicas", en tanto en cuanto no termine el golpe de calor en todas las regiones.

El vicepresidente regional de Castilla-La Mancha de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA), Florencio Rodríguez, aseguró que en cereales, una de las producciones más afectadas por la ola de calor, la estimación inicial es una merma de un 15%. Señaló que las altas temperaturas están afectando al olivar, pues el fruto, debido a la escasez de lluvias, es más pequeño, por lo que la reducción puede alcanzar el 25%; y añadió que los productores de frutas y hortalizas están "seriamente" preocupados por la merma de las cosechas y por la "imagen del producto" para su puesta en el mercado.

Detalló que el melón puede ser el más afectado, al estar en plena campaña de recogida en muchos puntos de España; seguido de la sandía en plena maduración, y la cebolla.

El portavoz de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Rafael Hernández, explicó que la mayor pérdida ha sido en cereales, ya que la producción se ha visto reducida desde las estimaciones iniciales que se acercaban a los 20 millones de toneladas hasta los 17 millones aproximadamente recogidos, "un auténtico desastre".

Según Hernández, esta ola de calor ha sido también un "duro palo" para las frutas y hortalizas en casi todas las Comunidades Autónomas, en especial las de próxima recogida, como los últimos melones y las frutas de hueso. El responsable de COAG se refirió también al plátano, porque las fuertes temperaturas han adelantado el ciclo de esta fruta y han provocado una aumento de oferta en el mercado, con la consiguiente caída de precios.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), José Manuel Delgado, coincidió en señalar que los cultivos más afectados han sido los herbáceos y probablemente el viñedo, con una reducción media este último del diez% en general, aunque de seguir las altas temperaturas este porcentaje aumentará. Delgado indicó que también el girasol está sufriendo las consecuencias del fuerte calor y que incluso el olivar, aunque aún faltan meses para que se inicie la recogida, puede verse perjudicado.

En cuanto a ganadería, el responsable de UPA explicó que tanto en intensivo, con la elevada mortandad de aves y porcino, como en extensivo, con la falta de pastos, las altas temperaturas han acarreado un gran incremento de los costes.