Quiebra

Un ex ministro pide una comisión de investigación sobre Alstom

Alain Madelin, ex ministro francés de Industria y actualmente diputado por el partido del primer ministro Jean-Pierre Raffarin, exigió ayer la apertura de una comisión de investigación parlamentaria sobre la crisis de Alstom. El Estado francés se ha comprometido a adquirir el 31,5% de la compañía de equipamiento de energía y transporte para evitar su quiebra.

En una entrevista publicada por el semanario Le Journal du Dimanche, Madelin señaló que los compromisos adquiridos por el Estado equivalen a una rebaja del 6% del impuesto sobre la renta para todos los franceses. 'No se puede firmar un cheque en blanco con los ojos cerrados. Los ciudadanos tienen derecho a saber', explicó. Madelin afirmó, en todo caso, comprender la necesidad del Gobierno de desactivar lo que llamó una bomba social y financiera, aludiendo a los miles de empleos franceses que están en el aire y a los 7.000 millones de euros que debe Alstom a bancos galos.

Los elementos principales de este plan de salvamento ya han sido enviado a la Comisión Europea, según confirmó ayer Bruselas, y están siendo examinados por los reguladores de competencia. Francia necesita luz verde de Bruselas para seguir adelante con el salvamento, y el temor a una negativa de las autoridades de Competencia provocó el jueves una caída bursátil del 20%. La Comisión ya ha anunciado que pedirá a Alstom reducir su presencia en el mercado y minimizar la ayuda estatal.

Recorte de plantilla

Por otra parte, Alstom recortará 5.000 empleos en los próximos 18 meses, tal y como señaló a la agencia Bloomberg un portavoz de la compañía. El diario Sunday Times publicó ayer que se eliminarían 5.000 personas en el Reino Unido, pero la empresa asegura que aún no ha decidido dónde se producirá el recorte.

La compañía ya anunció en junio un recorte de su plantilla en Europa que afectaba a 5.000 trabajadores. Alstom tiene en España 15 centros de trabajo con 2.700 empleados.