Despidos

Basf reduce mil empleos en América, tras la caída del beneficio del 61%

Basf anunció ayer la reducción del 30% de la plantilla existente en Estados Unidos, México y Canadá con la supresión de un total de 1.000 empleos, después de contabilizar una caída del beneficio neto del 61,2% durante el segundo trimestre del año, hasta los 195 millones de euros. La multinacional química alemana prevé realizar esta reducción en 2003, dentro del plan iniciado de recorte de gastos, que pretende conseguir unos ahorros de 250 millones hasta 2006.

La facturación entre abril y junio se redujo un 1,5%, situándose en 8.249 millones. El presidente de Basf, Jürgen Hambrecht, afirmó ayer que el aprovisionamiento de los clientes antes de la guerra de Irak, la fortaleza de la divisa europea y los cambios en la fiscalidad alemana motivaron el descenso de la actividad. Los resultados del primer semestre fueron un poco mejores, aunque también contabilizaron un retroceso del 39,8% en el beneficio neto (637 millones). En cambio, las ventas aumentaron un 2,8%, hasta los 17.081 millones.

La única división que generó un resultado positivo fue la de productos agroquímicos, que con su aumento del 61% del beneficio operativo compensó en parte la reducción del de plásticos del 64% y del 5% en el negocio de petróleo y gas. Jürgen Hambrecht explicó que la compañía no espera alcanzar los resultados del año pasado y que la actividad se recuperará en el último trimestre del ejercicio, dependiendo del comportamiento del euro y del precio del petróleo.